El NO general a las elecciones en Venezuela

¿Por qué el afán de Maduro de ir a las urnas?

Las elecciones presidenciales se realizarán antes del 30 de abril, justo cuando la oposición está más desarticulada. El Grupo de Lima y Estados Unidos rechazan la convocatoria.

Maduro quiere elecciones presidenciales ya. AFP

No fue una sorpresa. Desde finales del año pasado, en Venezuela se venía hablando de  la intención del gobierno de Nicolás Maduro de adelantar las elecciones presidenciales, que se deben celebrar antes de diciembre de 2018. La Asamblea Constituyente hizo el anuncio: "Acuerda convocar para el primer cuatrimestre del año 2018 el proceso electoral (...) Antes del 30 abril debe haber elecciones en Venezuela para escoger al presidente de la República", dijo el asambleísta y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, al leer el decreto que propuso y fue aprobado de forma unánime.

Inmediatamente, el presidente Maduro celebró el anuncio y se ofreció a ser candidato.  "Soy un humilde trabajador, un humilde hombre de pueblo. Si el Partido Socialista Unido de Venezuela (...) cree que debo ser el candidato presidencial de los sectores revolucionarios (...), yo estoy a la orden", dijo Maduro a la prensa antes de encabezar un mitin en Caracas.

Momentos después el mandatario, le pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) fijar la fecha más cercana posible. "Le pido al Poder Electoral que fije la fecha más cercana para salir de esto, ganar las elecciones y empezar a hacer una gran revolución necesaria del 2018. Vamos a salir de esto de una buena vez", indicó Maduro en un acto con simpatizantes en el centro de Caracas.

"Vamos a dilucidar esto rápido. Si estuviera en mis manos haría las elecciones este domingo que viene y punto", agregó. Analistas y opositores habían advertido que el gobierno adelantaría la fecha para aprovechar la crisis de credibilidad y las divisiones de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Para analistas y "Para el gobierno tiene toda la lógica adelantar la elección, primero porque se enfrenta a un año muy complicado económicamente y segundo porque está tratando de agarrar a la oposición en un momento de mucha desarticulación", le dijo a la AFP el analista Benigno Alarcón.

Vea más: (Venezolanos buscan gran acuerdo nacional)

Maduro, exconductor de autobús de 55 años que asumió el poder en abril de 2013 -un mes después de la muerte de Hugo Chávez-, enfrenta una impopularidad de alrededor de 70% debido a la crisis económica que abate al país petrolero con hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas.

La prensa asegura que el afán de Maduro es para evitar que la oposición se reagrupo. Después de la muerte de Óscar Pérez han surgido nuevos puntos de protestas. "Mejor no dejar que el malestar crezca, o evitar ser damnificado", explican analistas.

Respuesta a sanciones

"Vamos a vencer unidos", agregó Cabello, quien aseguró que será el Poder Electoral -acusado por la oposición de servir a Maduro-, el que fijará la fecha exacta.

El asambleísta presentó la propuesta de adelantar la elección en respuesta a sanciones impuestas contra Venezuela y varios de sus funcionarios por Estados Unidos y la Unión Europea.

"Si el mundo quiere aplicar sanciones, nosotros aplicaremos elecciones (...) Poderes imperiales y poderes fácticos han desatado una campaña sistemática y de odio contra Venezuela", agregó el dirigente chavista.

El lunes, la Unión Europea aprobó sanciones contra siete altos funcionarios venezolanos, entre ellos Cabello, lo que el gobierno calificó de un "golpe al diálogo" mantenido desde el 1 de diciembre con la MUD en República Dominicana.

Vea más: (Venezuela: diplomacia, protestas y migración)

Al justificar su propuesta, Cabello también argumentó que la oposición se "retiró" del diálogo con "excusas fútiles", haciendo referencia a la ausencia de sus delegados en la cuarta ronda, el pasado jueves, por la ausencia de dos cancilleres facilitadores.

Uno de ellos, el canciller mexicano, Luis Videgaray, escribió este martes en Twitter que la decisión de la Constituyente "atenta gravemente contra las negociaciones".

¿Y la oposición?

"¡Hoy, mañana, pasado, la única gran verdad es que a este Gobierno y su cúpula lo aborrece la inmensa mayoría de los venezolanos! Si se libera el derecho que tiene nuestro Pueblo a decidir se van (...). Unidad", apuntó el excandidato presidencial Henrique Capriles en Twitter.

Por otra parte, la Constituyente, considerada "ilegítima" por la MUD y desconocida por parte de la comunidad internacional, ordenó a esa coalición y a sus principales partidos reinscribirse ante el CNE por haberse marginado de las elecciones de alcaldes del 10 de diciembre.

Los partidos Primero Justicia, de Capriles; Voluntad Popular, del líder Leopoldo López, y Acción Democrática, del veterano parlamentario Henry Ramos Allup, denunciaron irregularidades en los comicios de gobernadores del 15 de octubre, por lo que no asistieron a las municipales. En ambas votaciones arrasó el chavismo. 

Para reinscribirse, deben llevar al CNE las firmas de 0,5% de los inscritos en el Registro Electoral en al menos 12 estados, según la ley. Unos 19 millones de venezolanos están registrados para votar.

Pero además la MUD no tiene un dirigente que entusiasme a sus seguidores. Sus principales líderes, Capriles y López -bajo arresto domiciliario-, están inhabilitados políticamente.

Tras el adelanto de los comicios, Ramos Allup aseguró que la oposición está "en capacidad de elegir en primarias un candidato en cuatro o cinco semanas".

El rechazo general 

El anuncio de las elecciones fue mal recibido. "Exigimos que las elecciones presidenciales sean convocadas con una adecuada anticipación, con la participación de todos los actores políticos venezolanos y con todas las garantías que corresponda", dijo el canciller chileno, Heraldo Muñoz, al leer la declaración conjunta del Grupo de Lima, (Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Brasil, Costa Rica y Guayana).

El opositor venezolano exiliado Antonio Ledezma consideró que las elecciones presidenciales convocadas hoy por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), compuesta solo por oficialistas, no tienen validez legal y pidió a la oposición que no se presente a los comicios.

"Aspiro a que nadie en Venezuela se preste a hacerle el juego a una tiranía que pretende perpetuarse en el poder por la vía del fraude", dijo este martes el exalcalde metropolitano de Caracas en Santiago, donde se encuentra de visita.

El exalcalde de Caracas subrayó que unas elecciones transparentes con observadores internacionales no pueden organizarse en un plazo tan breve como el que ha fijado la ANC.

Estados Unidos también expresó su rechazo a la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) venezolana de que los comicios presidenciales se celebren antes de mayo de este año por considerarla una entidad "ilegítima", y volvió a pedir elecciones "libres y justas".

"Apoyamos un sistema de elecciones real, completo y justo y no a la ilegítima Asamblea Constituyente que fue confeccionada por (el presidente Nicolás) Maduro", dijo hoy la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, a una pregunta de Efe al respecto.

De haber elecciones en Venezuela, como corresponde este año por calendario, Estados Unidos exige unos comicios "libres y justos" y "la vuelta de la democracia", ya que considera que con el actual sistema se "presiona a la gente para votar por un candidato"

*Con información de EFE y AFP