¿Por qué el Kremlin no celebrará el centenario de la Revolución Bolchevique?

Aunque el presidente Vladimir Putin ordenó al Ministerio de Cultura conmemorar la efeméride, no hay ningún evento previsto para esta fecha.

AFP

"¿Y por qué habría que festejarlo?"dijo a la prensa Dmitri Peskov, portavoz del gobierno ruso sobre el aniversario de la Revolución de octubre. "El Kremlin no tiene previsto ningún acto al respecto", continuó  Peskov quien, además, inistió en que la administración de Putin nunca tuvo planes para celebrar dicha efeméride, que no se trataba de una cancelación y que, por lo tanto. "nadie renuncia a nada"

El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó a finales del pasado año al Ministerio de Cultura conmemorar el centenario de la Revolución, aunque advirtió contra el peligro de resucitar los viejos antagonismos.Tampoco hay ningún evento previsto para el próximo 7 de noviembre, que es la fecha en el que la Revolución Bolchevique inició en el calendario gregoriano (el que utiliza la mayoría del mundo occidental desde que lo impuso el Papa Gregorio XIII en 1582 pero que Rusia no adoptó hasta después de la Revolución). 

(Lea tabmién: Lenin y la Revolución rusa: letras de cambio)

El Kremlin aseguró hoy que no tiene previsto celebrar ningún acto público con ocasión del centenario de la Revolución Bolchevique.

No obstante, además de ordenar celebrar conferencias, Putin no ha convocado ningún acto con presencia de los principales dirigentes de un país que es el heredero del Estado creado hace casi un siglo y que desapareció en 1991.

"¿Acaso no era posible progresar no por medio de una revolución, sino a través de la evolución?", dijo recientemente.

Acusó a los bolcheviques de destruir el Estado y la vida de millones de personas, aunque agregó que también tuvo consecuencias "positivas" y que sus resultados son "contradictorios".

Los comunistas rusos son los únicos que han organizado un programa de actos para festejar el aniversario, que alcanzará su punto culminante con una multitudinaria manifestación en el centro de Moscú

-Con la mirada en el futuro- 

Entre tanto, presidente ruso, Vladímir Putin, felicitó a su homólogo chino, Xi Jinping, por haber logrado su reeleccióncomo secretario general del Partido Comunista de China (PCCh).

En su mensaje oficial expedido por el Kremlin, Putin recalcó que "los resultados de la votación confirmaron en plena medida la autoridad política de Xi Jinping y el amplio apoyo a su política de desarrollo socioeconómico de China y de fortalecimiento de sus posiciones internacionales".

(Le puede interesar: Cien años de la revolución rusa)

El jefe del Kremlin expresó su convencimiento de que las decisiones del XIX Congreso del PCCh, evento que calificó de "verdadero acontecimiento histórico", ayudarán a fortalecer las relaciones de "asociación integral y de confianza" entre Moscú y Pekín.

También reiteró el interés de Rusia por continuar impulsando conjuntamente con China el desarrollo de todo el conjunto de las relaciones bilaterales.
Putin resaltó la necesidad de seguir avanzando en "la cooperación constructiva para resolver los problemas actuales de la agenda regional e internacional".

El Comité Central del PCCh reeligió a Xi también al frente de su Comisión Militar Central..

Xi fue relegido para un periodo de cinco años al frente de su país con la promesa de convertirlo en un líder y referente mundial.  La relación con de Xi con Putin es central para lograr ese objetivo.

Ambos mandatarios suelen emitir declaraciones coordinadas sobre la crisis norcoreana, en la que suelen insistir en la búsqueda de soluciones pacíficas. La cercanía también se ve en el plano militar. De la mano de Putin, Xi hizo historia cuando el pasado 5 de agosto llevó a la armada china a participar en ejercicios militares en las costas de San Pestesburgo, la primera vez en que el ejército Chino hacía un ejercicio de este tipo en costas Europeas.

“Las relaciones bilaterales atraviesan por su ‘mejor momento en la historia’ y los intercambios entre el presidente Xi y su contraparte rusa, Vladimir Putin, juegan un papel clave en las estas”, dijo este año la agencia estatal china Xinhua y los megaproyectos que china tiene planeados en alianza con el Kremlin lo ratifican.

Está previsto que en 2025 el tren de alta velocidad que unirá a Pekín con Moscú en 30 horas esté terminado. Serán 7.000 kilómetros que reducirán los 5 días quetarda el viaje actualmente y que busca ser una alternativa al transporte marítimo de productos Chinos.