¿Por qué está en crisis la República Democrática del Congo a días de las elecciones?

Un incendio acabó con cerca de 8.000 máquinas de votación electrónica que se pensaban utilizar en las elecciones generales del próximo 23 de diciembre. En el país los comicios dos años de retraso, y el conflicto político y étnico permanece latente. ¿Qué está pasando?

Una nube de humo cubrió la capital de República Democrática del Congo tras el incendio de las máquinas electrónicas de votación. AFP

Las tensiones en el país africano aumentaron después de que en el lugar en donde se guardaban cerca 8,000 máquinas de votación (de cara a las elecciones generales) resultara incendiado la mañana del jueves.

Partidarios de la oposición acusan al régimen de Joseph Kabila, el presidente del país desde 2001, de tratar de posponer esta votación; mientras que el Gobierno afirma que fueron los opositores, quienes mostraron constantemente el rechazo a la implementación de los equipos.

(Le recomendamos: El Congo: terribles testimonios de la violencia sexual como arma de guerra)

Muchos congoleses esperaban que con estas elecciones, planeadas para el próximo 23 de diciembre, llegaran nuevos líderes que pudieran traer paz al país, ya que en la República Democrática del Congo (RDC) no ha habido una transición del poder pacífica en toda su historia (desde 1960 cuando obtuvo la independencia de Bélgica). 

El fuego en el almacén central de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) en Kinshasa (capital de la RDC), fue seguido de una serie de choques entre la policía y partidarios de la oposición, quienes exigían la dimisión del presidente, cuyo mandato finalizaba hace dos años, pero se negaba a dejar el poder.

¿Por qué protestan?

Por un lado, el presidente Kabila llegó al poder en el 2001, después de que su padre, Laurent Kabila, fuera asesinado. En 2006 ganó las elecciones y quedó elegido como presidente, en unas votaciones que parecieron justas.

Al cierre de su mandato, se volvió a presentar nuevamente en la carrera electoral, ganando también en 2011, aunque una gran mayoría criticó ese resultado, ya que las leyes del país afirman que un presidente sólo puede ser elegido dos veces.

En diciembre 2016, Kabila terminó sus dos mandatos como presidente, pero no se celebraron elecciones para decidir quién iba a asumir el poder. Para la oposición, esto fue una muestra de que se aferra al poder para no ceder su puesto. 

(Le puede interesar: El ébola vuelve a azotar a la República Democrática del Congo)

Además de esto, la CENI estaba planeando implementar en los próximos comicios las máquinas de votación electrónica. Sin embargo, muchas personas expresaron su preocupación sobre la posibilidad de que con los equipos las votaciones fueran manipuladas. Esto, sumado al descontento por la permanencia del presidente en el poder exacerbó los ánimos para las protestas.

Las máquinas de votación electrónica perdidas en el incendio representaban dos tercios de los aparatos necesarios para los comicios en la capital, en la que hay cuatro millones de habitantes y que alberga cerca del 15% del electorado.  

 Pese al percance, un funcionario de la comisión electoral informó que el fuego es un revés importante, pero que la elección deberá realizarse como estaba previsto.

 ¿Quiénes ocasionaron el incendio?

Hasta el momento, se desconoce de manera certera qué fue lo que inició el fuego. Sin embargo, la oposición acusa al Gobierno de propagar el caos a propósito para evitar las elecciones.  

Por su parte, el gobierno de Kabila acusó a los partidarios de un candidato de la oposición, Martin Fayulu, un empresario magnate, de instigar la violencia por las elecciones.

(Ver más: En fotos: Así es la lucha contra el Ébola en el Congo)

Para los comicios del próximo 23 de diciembre, a los que se presentaron más de 21 candidatos a la presidencia, hay tres favoritos: Emmanuel Ramazani Shadary, el pupilo del actual mandatario, del partido Frente Común por el Congo; Felix Thisekedi, de la Unión por la Democracia y el Progreso Social; y Vital Kamerhe, de la Unión por la Nación Congoleña.

Historia violenta

La reciente situación se enmarca en un contexto histórico de violencia. Después de obtener la independencia de Bélgica en 1960, el país se ha visto atravesado por varios conflictos étnicos, culturales y divisiones políticas.

 Entre 1997 y 2003, la RDC vivió una gran guerra civil que cobró millones de vidas. El conflicto se dio tras la llegada de miles de personas de la comunidad Hutu, que habitaban en Ruanda, de donde tuvieron que salir cuando el grupo étnico de los Tutsi llegó al poder en 1994.

 En junio de ese año más de 2 millones de Hutu huyeron hacia la RDC, temiendo represalias del clan enemigo en su contra. En 1998, Ruanda acusó el entonces presidente de la RDC, Laurent Kabila, de no actuar en contra los rebeldes Hutu, e intentó derrocarlo.

(Le puede interesar: La violencia en Congo está haciendo que el ébola se propague más rápido)

Tras esta guerra civil la lucha no paró, ya que permanecían diversos grupos armados que querían difundir la violencia en el país. A los conflictos étnicos se le sumaron otros factores como la violencia debido a la extracción y comercio ilegal de oro, diamantes, cobalto y coltán (minerales abundantes en la región).  

Pese a su riqueza, el pueblo congoleño no se beneficia de este comercio, y por el contrario, empresas, caudillos y gobiernos corruptos han acabado con los recursos naturales y han dividido aún más a la población.

Hoy en día muchos grupos étnicos creen que el gobierno ha decepcionado a la gente porque no les ha protegido de la violencia y masacres que continúan en el país. Durante 2017, 1.7 millones de personas huyeron de sus hogares debido a la guerra.

 Actualmente, la ONU declaró que uno en cada diez niños en el mundo que está en peligro de morirse de hambre, vive en RDC.

829367

2018-12-15T10:05:48-05:00

article

2018-12-15T10:05:48-05:00

alagos_86

none

Natasha Pentin

El Mundo

¿Por qué está en crisis la República Democrática del Congo a días de las elecciones?

90

6522

6612