¿Por qué las masivas protestas en Barcelona?

Miles de personas se congregaron este martes en Barcelona para protestar contra el juicio iniciado en el Tribunal Supremo a doce dirigentes independentistas catalanes por el intento de secesión en octubre de 2017.

Miles de personas salieron a protestar en Barcelona en contra del juicio contra 12 independentistas. AFP

¿Por qué están protestando en Cataluña? Porque se inició uno de los juicios más importantes de las últimas cuatro décadas en España. Fue una jornada histórica en la historia de democracia del país.

Pero, ¿cuánto durará el juicio? Se calcula que será aproximadamente tres meses, aunque lleva semanas protagonizando el interés nacional y gran atención en la prensa extranjera. 

Los debates de esta primera jornada estuvieron dominados por las cuestiones previas de las defensas y en ellas la discusión se mantuvo en términos muy civiles, con argumentos jurídicos, incluso si no faltaron reproches al supuesto carácter político del juicio.

Ver más: El juicio clave que comienza en España

Los intercambios entre los siete jueces y los nueve abogados, todos ellos enfundados en sus togas negras, fueron siempre escrupulosamente respetuosos incluso si uno de los letrados consideró que al menos cuatro de los magistrados tienen "falta de imparcialidad".

Doce de los protagonistas de ese intento fallido se sentaron este martes en el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo de Madrid. Nueve de ellos, acusados del grave delito de rebelión, llevan meses en prisión preventiva.

Este delito, que implica un "alzamiento violento" genera indignación entre los independentistas que siempre reivindican el pacifismo de su movimiento.

"Es todo una invención, una manipulación. Aquí no ha habido ningún tipo de violencia, sólo manifestaciones y una votación", se quejaba Jordi Parera, un técnico comercial de 60 años que participaba en la protesta.

"Éste es un juicio que se demostrará injusto porque no es un juicio sobre unos hechos, es un juicio sobre unas ideas", insistió.

Ver más: Entrevista con la expresidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell

Otros argumentos se centraron en lo que las defensas consideran falta de respeto a algunos derechos fundamentales de sus clientes, con abundantes alusiones técnicas a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (Francia).

El presidente del tribunal, Manuel Marchena, cerró la sesión con todo sosegado pidiendo que los letrados que planeen presentar mociones lo hagan cuanto antes para su pronto estudio y agradeciendo a todos los asistentes su presencia.

En Barcelona y otras partes de Cataluña hubo desde la mañana algunas protestas, con cortes de una autopista y calles, o concentraciones, incluyendo algunas de estudiantes o de funcionarios del Gobierno regional, aunque todas ellas con poca asistencia.

Mientras los acusados afrontan peticiones de pena de entre siete y 25 años de cárcel, el Gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez se juega el miércoles su supervivencia con la votación de las enmiendas a los presupuestos para 2019.

Y esa discusión también está dominada por Cataluña. Mucho más duras y agrias que en el Tribunal Supremo fueron este martes los debates en el Congreso sobre el presupuesto, frente a la mucho más reposada sesión judicial.

Las protestas

Miles de personas se congregaron este martes en Barcelona para protestar contra el juicio iniciado en el Tribunal Supremo a doce dirigentes independentistas catalanes por el intento de secesión en octubre de 2017.

Con decenas de banderas independentistas y carteles con el lema "Libertad presos políticos", los manifestantes coparon a partir de las 19H00 locales (18H00 GMT) la céntrica plaza Cataluña al grito de "No es un juicio, es una farsa".

"Decidir no es un delito y ni un referéndum ni la autodeterminación se pueden juzgar, ni mucho menos condenar", lanzó desde el escenario el vicepresidente del gobierno independentista regional, Pere Aragonés.

La concentración, que tuvo réplicas en otras ciudades catalanas como Girona y Tarragona, es la primera de un ciclo de protestas convocadas por partidos y asociaciones independentistas a raíz del juicio contra los exdirigentes de la región por el intento de secesión de octubre de 2017.

Entonces, el gobierno regional dirigido por Carles Puigdemont impulsó un referéndum considerado ilegal de autodeterminación con el que el Parlamento catalán justificó posteriormente una infructífera declaración de independencia.

Las protestas prosiguen el sábado con una gran marcha en Barcelona bajo el lema "La autodeterminación no es un delito". El 21 de febrero está prevista una huelga general y el 16 de marzo una protesta en Madrid.

* Con información de Efe y AFP

839287

2019-02-12T14:33:02-05:00

article

2019-02-12T18:18:17-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

¿Por qué las masivas protestas en Barcelona?

47

5516

5563