¿Por qué a los argentinos no les gusta la reforma pensional de Macri?

A las afueras del congreso, cientos de argentinos impidieron con protestas que el gobierno del presidente Mauricio Macri convirtiera en ley una reforma al sistema de jubilaciones. ¿De qué se trata la medida?

A las afueras del Congreso, los manifestantes le exigen al gobierno que detenga la reforma pensional. AFP

“Queremos una Argentina donde no haya gente con privilegios, que no haya una minoría que le saque ventaja a los demás”, dijo Macri en una entrevista en la que le preguntaron por el objetivo de la reforma pensional. Y agregó: "(queremos) una fórmula que garantice para los próximos 20 años que los jubilados vean ajustar su ingreso por arriba de la inflación". Después de su victoria en las elecciones legislativas, el presidente argentino se propone llevar adelante la reforma.

(Le puede interesar: Mauricio Macri se atornilla en Argentina)

Sin embargo, no la ha tenido fácil. La oposición se ha mostrado resistente y ayer cientos de ciudadanos inconformes llegaron a las puertas del Congreso. Con la presión callejera, lograron que la medida se aprobara en la Cámara de Diputados, después de la aprobación previa del Ejecutivo y el Senado.

  1. El Cálculo de Macri

El meollo del asunto es que el gobierno quiere modificar el cálculo que permite que el monto de las jubilaciones se actualice periódicamente. Actualmente, el

  1. La edad

El gobierno de Macri a través de la reforma también aumentaría la edad en la que la gente puede pensionarse. Con el sistema actual, los hombres pueden jubilarse a los 65 años, después de haber pagado aportes durante 30. Para las mujeres, la edad de la jubilación es a los 60 años. Con la medida, tendrán que esperar hasta los 70.

  1. La supuesta inconstitucionalidad de la reforma

"Vamos a convocar desde el lunes a todo el sindicalismo para profundizar la protesta porque esto es una falta de respeto a las tratativas, a las instituciones del país y es ampliamente inconstitucional", dijo Héctor Daer, uno de los representantes de la central obrera CGT.

La diputada oficialista Elisa Carrió le advirtió al gobierno que esa reforma “violaría gravemente la Constitución”.

Un informe de la Asociación de abogados y abogadas laboristas de Argentina mencionado por el diario notiamerica dice que la reforma es "inconstitucional, regresiva y que vulnera los derechos humanos de los trabajadores".