¿Por qué los rusos siguen respaldando a Putin?

Según todos los sondeos, el líder ruso ganará con un 70 % de los votos, un resultado histórico para el inquilino del Kremlin, que fue elegido por primera vez en 2000 y reelegido en 2004 y 2012.

El presidente Vladimir Putin será reelegido con el 70% de los votos, según estimaciones. AFP

Mañana, Rusia elegirá presidente y la elección de Vladimir Putin, en el poder desde hace 18 años, se da por descontada. Según las encuestas, tiene el 80 % de los votos, mientras los otros ocho candidatos en disputa apenas le quitan el 10 % del botín electoral.

El mandatario llega a las urnas en un escenario internacional poco favorable: acusaciones de envenenar exespías, duras sanciones por parte de Estados Unidos e informes que confirman su interferencia en procesos electorales de terceros países. Pero eso no les importa a los rusos, que, según todos los sondeos, lo reelegirán con más del 70 % de los votos. Una cifra histórica. Lo eligieron por primera vez en el año 2000 y lo reeligieron en 2004 y 2012, con un paréntesis de cuatro años como primer ministro (2008-2012).

“Votaré por Putin. Es un presidente fuerte. Él hizo que dejáramos de estar de rodillas. Ahora ya nunca más volveremos a bajar la cerviz”, comentó a Efe Alexandr, un repartidor de 56 años.

Ver más: Putin quiere gobernar cuatro años más

Un artículo de la revista Newsweek explicaba las razones por las que muchos rusos están agradecidos con Putin: “Para los adinerados residentes de Moscú y San Petersburgo, que son las dos ciudades más grandes del país, la vida nunca ha sido mejor. Rusia tiene el número de millonarios que crece más rápidamente en todo el mundo y Moscú alberga a 73 multimillonarios, de acuerdo con Forbes”.

Agregan otros datos reveladores: la esperanza de vida en Rusia es actualmente de 71 años, un máximo récord y un aumento de seis años desde el año 2000, cuando Putin fue electo por primera vez. El presidente ruso también ha restaurado la influencia mundial de su país, lo cual es un motivo de orgullo para millones de rusos, señala la publicación.

Pero hay una generación nueva. Además de ser los más críticos con el Kremlin, los jóvenes rusos son los más reacios a votar y Putin no parece haberlos convencido de acudir a las urnas, al menos a los que residen en las grandes ciudades. “No pienso ir a votar. No hay candidatos que puedan representarme. Si Navalni se hubiera presentado hubiera votado. Reunió las firmas necesarias. Tenían que haberlo dejado presentarse”, comentó Yulia, profesora de inglés y francés.

Al mismo tiempo, la joven de 23 años admite: “Hay mucha gente que apoya a Putin y es seguro que ganará las elecciones, pero a mí me gustaría ver una alternativa”.

Una alternativa que difícilmente llegará. En 2024, cuando Putin debería dejar el poder, ya que la Constitución prohíbe más de dos mandatos consecutivos, estaría lista una alternativa para que siga en el Kremlin.

Se acabó bajar la cerviz

Poco importa que, una vez superada la bonanza petrolera, Rusia siga siendo un país atrasado con más de 20 millones de pobres, que sepa hacer tanques pero no teléfonos móviles y que la economía esté estancada desde hace una década.

Lo importante para Putin es la imagen de Rusia en el mundo. Se acabó el bajar la cerviz. Como le gusta decir al Kremlin, los rusos son capaces incluso de comer menos en aras de la grandeza de su país.

Ver más: Una candidata presidencial en Rusia, ¿estrategia de Putin?

Temido y admirado a partes iguales en el exterior, Occidente no tenía un rival de tal calibre desde tiempos de la Guerra Fría. A ojos de los rusos, la sangrienta guerra de Chechenia le coronó como el salvador de la patria; la intervención militar en Georgia le consolidó como un líder temible; la anexión de Crimea le consagró como el nuevo zar de todas las Rusas y la cruzada en apoyo de su aliado sirio Bachar al Asad le convirtió en un líder universal.

"Es un líder de esos que pocos quedan, seguiremos respaldándolo hasta el final", dicen sus seguidores. 

Vladimir Kirikov piensa ir a votar. "Estaría bien que hubiera más trabajo. Porque las empresas sufren, las granjas colectivas están muriendo... la gente no tiene ningún trabajo", declara este empleado de los servicios municipales de limpieza, de 25 años. 

Sin dudarlo, le dará su voto a Vladimir Putin, porque lo admira por haber restaurado la capacidad militar de Rusia tras "la devastación" que dejó su predecesor Boris Yeltsin. 

Para el cuarto mandato de Putin, Vladimir Kirikov solo pide una cosa: "Que no haya guerra". 

744858

2018-03-17T15:46:59-05:00

article

2018-03-17T17:06:51-05:00

alagos_86

none

-Redacción Internacional

El Mundo

¿Por qué los rusos siguen respaldando a Putin?

49

4887

4936