¿Por qué marcharán los estadounidenses este 21 de enero?

Hace cerca de un año, la marcha se concentró en Washington, un día después de la toma de posesión del presidente Donald Trump

El año pasado la marcha reunió alrededor del país a más de 2 millones de asistentes, se espera este año se rebase la cifra.AFP

Un día después que el presidente Donald Trump tomó juramento frente al Capitolio Nacional en Washington, el 21 de enero de 2017 –en la que se considera la toma presidencial menos concurrida de la historia– miles de protestantes, en su gran mayoría mujeres, se concentraron en el mismo lugar para protestar contra la agenda que marcaría la presidencia del republicano. 

Este año, cuando se cumple el primer aniversario, la marcha que llevará por eslogan “Poder a las urnas” se concentrará en Las Vegas, Nevada, este domingo 21 de enero.

La famosa ciudad de los casinos fue escogida porque el año pasado fue blanco de uno de los tiroteos en masa más mortíferos de la historia contemporánea de ese país (58 muertos), de acuerdo con el sitio web de los organizadores Women’s March.

Sin embargo, se espera que en más de 250 ciudades también se concentren protestantes el sábado 20.(Lea también: Víctimas de supuestas agresiones sexuales de Trump asistirán al discurso del estado de la Unión)

Las marchas de Washington D.C. (frente al Lincoln Memorial) y de la ciudad de Nueva York (en el Central Park) se espera sean las más multitudinarias.

La marcha, que comenzó como un post de descontento por parte de una mujer de Hawái por la pérdida de la elección de Hillary Clinton, se convirtió en un movimiento en masa que reúne a personas de distintas edades, razas y religiones que resisten frente a las medidas de la nueva administración federal y del Congreso, dominado por republicanos que, según sus organizadoras, pueden hacer retroceder los derechos civiles humanos y reproductivos.

Women’s March afirma estar comprometida con el “desmantelamiento de los sistemas de opresión a través de la resistencia no violenta y la construcción de estructuras inclusivas guiadas por la autodeterminación, la dignidad y el respeto”. (Lea también: Juez californiano bloquea el plan de Trump para derrocar el DACA)

Luego de las protestas este fin de semana, a la que se sumarán grupos defensores de los derechos civiles, los migrantes y los LGBTI, Women’s March hará una marcha por 10 de los llamados estados indecisos para motivarlos a la acción políticas en las próximas elecciones locales, estatales y al Congreso que se vienen en los próximos años.

Otro grupo de activismo femenino March On, formado luego de la marcha del año pasado, apoyará la protesta de este año y además enfocará sus fuerzas por “ganar elecciones y votantes en los estados tradicionalmente republicanos”, dijeron en entrevista con el New York Times. (Lea también: Erdoğan y Trump entre los líderes mundiales más peligrosos para la prensa)

Las protestas de este año se esperan sean más concurridas que las de un año antes y se presentan justo 10 días antes que el presidente Donald Trump pronuncie el tradicional discurso del estado de la Unión, en donde hará un balance de su primer, para muchos analistas considerado, incendiario año de administración.