¿Por qué muchos cultivadores de Guatemala van a salir afectados por la decisión de mover la embajada a Jerusalén?

En apariencia, una decisión que tiene que ver con asuntos tan lejanos, no podría afectar a un grupo de cultivadores de Guatemala. Pero dadas las dinámicas del libre comercio, sucede todo lo contrario.

Jimmy Morales, presidente de Guatemala y Benjamín Netanyahu, presidente de Israel. AFP

El cardamono es una especia lujosa y costosa. Los que saben de cocina dicen que es una de las más apetecidas en todo el mundo. Después del azafrán y la vainilla, los cocineros buscan cardamono. Actualmente, no es tan fácil de encontrar en el mercado y los guatemaltecos son unos de sus principales exportadores, fundamentalmente hacia los países árabes.

(Le puede interesar: ¿Por qué Guatemala movió su embajada a Jerusalén?)

Según BBC mundo, de esta actividad dependen más de 2 millones de personas en Guatemala, que ahora se podrían ver afectadas por la decisión del presidente Jimmy Morales, en la que reconoció a Jerusalén como capital de Israel.

De acuerdo con este medio, Palestina estaría orquestando un plan para impedir que el país suramericano tenga la capacidad de seguir exportando el producto como lo ha hecho hasta el momento.

En efecto, Riyad Malki, canciller de Palestina, advirtió recientemente que su gobierno va a presionar para conseguir un boicot político y económico que busca afectar a todos los países que tomen la misma decisión de Morales.

Patricio Quinteros, presidente de la Asociación de Cardamomeros de Guatemala, le dijo a BBC que "la gente está temerosa, especialmente quienes viven en la zona norte de Guatemala y dependen en gran medida del cultivo del cardamomo".

Al menos 350 mil familias, que viven en cinco departamentos del país, se verán afectadas si Palestina logra su cometido.

Jimmy Morales decidió mover su embajada a Jerusalén, luego de que Estados Unidos, en cabeza del presidente Donald Trump, decidiera lo mismo. Luego, en la votación de la ONU, todas las potencias rechazaron la medida, pero Guatemala, en América Latina, la ratificó. En el 2016, Guatemala recibió US$297 del Departamento de Estado para combatir el crimen organizado, según el gobierno estadounidense.