¿Por qué un joven de 19 años fue sentenciado por la justicia británica?

El joven británico fue sentenciado el martes por la justicia de su país, después de declararse culpable de comprar explosivos en "la dark web".

Los servicios de seguridad británicos están en alerta por posibles ataques terroristas.Isabel Infantes, Agencia Anadolu

La "dark web" o Internet profunda contiene una serie de sitios web secretos y encriptados a los cuales no se puede acceder a través de los buscadores comunes. Se necesita de un software específico, o de alguna autorización, para tener acceso a estos contenidos que no se encuentran indexados por los motores de búsqueda convencionales como Google o Yahoo.

(Le puede interesar: Cae red con 100.000 imágenes de abusos a niños)

En la Internet profunda se encuentran todo tipo de portales, de difícil clasificación, que con el tiempo se han convertido en un dolor de cabeza para las autoridades de países en todo el mundo, pues sitios web dedicados a la actividad criminal, como la pornografía infantil o la venta de armas, encuentran allí un espacio ideal para operar.

Gurtej Randhawa, de 19 años, proveniente de Wolverhampton, Inglaterra, fue detenido por la policía armada de la Agencia Nacional Criminal (NCA) en mayo.

Randhawa recibió por correo un paquete, el cual creía que contenía explosivos, pero en realidad era un paquete falso enviado por la Policía, que vio cómo el joven probó los dispositivos y luego lo arrestó.

Aunque no está vinculado con terrorismo, Tim Gregory, miembro de la Unidad de Operaciones Armadas de la NCA, dijo que sus acciones tenían “el potencial de causar un daño serio y matar a muchas personas, de haber tenido éxito en ello”.

Randhawa se había declarado culpable por haber intentado importar explosivos. Este martes, en la Corte de la Corona de Birmingham, también se le encontró culpable de poseer una sustancia explosiva y de tener la intención de poner en peligro vidas o causar graves daños.

De momento está bajo custodia y recibirá una sentencia el 12 de enero del 2018.