Presidente de Filipinas confiesa haber cometido un crimen

El controvertido líder filipino Rodrigo Duterte reconoció haber apuñalado a una persona en su adolescencia.

Duterte es presidente desde el 30 de junio de 2016.EFE

Las declaraciones del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, tras reconocer que cuando tenía 16 años había cometido un asesinato, le dieron la vuelta al mundo. “Cuando era adolescente, entraba y salía de la cárcel, una pelea aquí, otra allá. Con 16 años maté a alguien¨, dijo el mandatario. (En contexto: El sangriento récord de la “guerra antidroga” de Duterte: 32 muertos en 24 horas).

Duterte dio estas declaraciones en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Durante el encuentro el dirigente filipino amenazó a la relatora especial de las Naciones Unidas , Agnés Callamard, con ¨abofetearla" por haber criticado su campaña contra el narcotráfico. A través de su representante la ONU pidió acción urgente para frenar la política antidrogas de Duterte, que a la fecha ha dejado varías víctimas en el último año. "Si te metes con mis conciudadanos, no te dejaré salirte con la tuya. ¡Olvídense de los derechos humanos!”, señaló.

Esta no es la primera vez que Duderte hace este tipo de revelaciones. En diciembre del año pasado aseguró que había matado a supuestos drogadictos y traficantes de drogas cuando era alcalde de Davao, ciudad de la isla de filipinas de Mindanao (sur). Asimismo, que había disparado en la facultad de Derecho donde estudiaba a otro alumno que se había burlado de su acento sureño. Galería: Las polémicas frases del presidente de filipinas

Duterte inició su mandato el 30 de junio de 2016 con la promesa de erradicar el narcotráfico y el crimen mediante una campaña nacional en la que se ha brindado impunidad a las fuerzas de seguridad a la hora de acabar con las vidas de sospechosos.

La "guerra contra las drogas" ha sido criticada duramente por organizaciones internacionales que acusan a Duterte de violar derechos humanos, mientras que el presidente ha respondido tachando de "hipócritas" a los críticos porque no tienen en cuenta el daño directo e indirecto que causa el narcotráfico.