Parlamento venezolano reconoce a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela

El presidente de la Asamblea Nacional, en poder de la oposición, aseguró que tres artículos de la Constitución de Venezuela le otorgan la legitimidad necesaria para ejercer las funciones del ejecutivo y convocar a unas elecciones. El presidente Nicolás Maduro aún no se pronuncia.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Juan Guaidó (d), participa en una concentración de opositores al Gobierno este viernes 11 de enero, en el este de Caracas.EFE

Este viernes en el este de la ciudad de Caracas, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el diputado opositor Juan Guaidó, afirmó que la Constitución venezolana lo avala para asumir la presidencia de manera interina “hasta restablecer el orden democrático del país”.

"Me apego al artículo 233, 333 y 350 de la CRBV para convocar elecciones libres y la unión del pueblo, FAN y comunidad internacional para lograr el cese de la usurpación", escribió Guaidó en su cuenta de Twitter.

 

 

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional, que se posesionó el pasado 5 de enero en el cargo, afirmó que estos artículos de la Constitución avalan esta decisión del Parlamento, pues "obligan a todo venezolano, investido o no de autoridad, a luchar para restituir el orden constitucional".

Puede leer: Rusia acusa a EE.UU. de atentar contra la soberanía de Venezuela

"La Constitución me da la legitimidad para ejercer la encargaduria de la presidencia de la República para convocar elecciones, pero necesito el apoyo de los ciudadanos para hacerlo realidad", afirmó Guaidó durante su discurso en la manifestación en Caracas.

De acuerdo con la Asamblea, esta decisión significa que el Parlamento asume las competencias del Ejecutivo Nacional, hasta que sea elegido un nuevo Presidente constitucional. Por lo tanto, Guaido pidió al pueblo venezolano, a la Fuerza Armada Nacional y a la comunidad internacional el apoyo para el cese usurpación de Nicolás Maduro y a este Gobierno de Transición que se esta levantando.

 

“Como todos sabemos, esa Presidencia está siendo usurpada, y no basta con apegarnos a artículos de la constitución, para hacerlo realidad: necesitamos de la sumatoria de la fuerza nacional e internacional para lograr su plena aplicación”, destacó Guaido.

Después de su investidura como presidente de la Asamblea Nacional, Guaidó, de 35 años, ha insistido en la conformación de una Ley de Transición para poner fin a la "usurpación del poder" por parte de Nicolás Maduro. El legislador opositor convocó hoy mismo, luego de que el Parlamento lo posesionara como presidente interino, una gran concentración el próximo 23 de enero para rechazar al gobierno de Maduro.

Le recomendamos: ​Parlamento venezolano declara ilegítimo y usurpador a Maduro

La noticia de la investidura de Guaidó como "presidente interino" fue celebrada, entre otros, por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien desde su cuenta de Twitter celebró la decisión del Parlamento. 

 

 

Comunicado de la Asamblea

La Asamblea Nacional informó mediante un comunicado de prensa que Juan Guaidó, presidente del Parlamento, asumió las competencias de la Presidencia de Venezuela para convocar a elecciones que faciliten la transición de gobierno. El periódico El Nacional publicó el comunicado que, en apartes, señala: 

"Apegándose a los artículos 333, 350 y 233 de la Constitución Nacional de Venezuela el diputado Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, asumió las competencias de la Presidencia de la República para, junto al pueblo venezolano y la Fuerza Armada Nacional, convocar un proceso de elecciones libres y transparentes que faciliten una transición pacífica y democrática en el país".

Agrega que, "Durante un Cabildo Abierto realizado este viernes en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, donde diputados del Poder Legislativo, estudiantes, gremios, sindicatos, antiguos seguidores del chavismo y sociedad civil, respaldaron las acciones del Parlamento, Guaidó aclaró que hay una usurpación por parte de Nicolás Maduro porque la elección presidencial del 20 de mayo de 2018 tuvo irregularidades y sus resultados fueron rechazados por Venezuela y el mundo".

El pasado 4 de enero, los cancilleres de los países del Grupo de Lima, a excepción de México, instaron el viernes al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a que no asumiera el pasado 10 de enero la presidencia y que transfiriera el poder a la Asamblea Nacional, una petición por la que Caracas acusó a sus firmantes de incitar un golpe de Estado en el país.

"Instan a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia y a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, en forma provisional, el poder ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas", dijo el canciller peruano, Néstor Popolizio, al leer la declaración del Grupo, que se reunió en la capital peruana para evaluar acciones contra el gobierno de Venezuela con la participación inédita de Estados Unidos. 

El gobierno de Maduro no tardó en reaccionar y acusó al Grupo de Lima de "alentar" un golpe de Estado con apoyo de Washington.