Presidente de Ruanda ordena libertad a niñas y mujeres encarceladas por abortar

El perdón presidencial lo recibirán por lo menos 367 personas que habrían abortado o que hubieran podido ayudar a una mujer a realizarse este procedimiento. Organizaciones de mujeres celebraron la decisión y aseguran que es un paso gigantesco hacia una sociedad más justa.

Paul Kagame es reconocido también por sus políticas progresistas sobre medio ambiente. En Ruanda ha tomado medidas contundentes para controlar la tala ilegal de bosques, restaurar ecosistemas y proteger el hábitat de los gorilas.Wikimedia

Paul Kagame, el presidente de Ruanda, firmó esta semana un decreto histórico para las mujeres de su país y la lucha por mejorar el acceso a derechos de las mujeres en todo el mundo. El primer mandatario decidió en ese documento perdonar a por lo menos 367 mujeres y niñas que habían sido encarceladas por delitos relacionados al aborto (como practicarlo ellas mismas o ayudar a realizar el procedimiento). 

Una decisión como la de Kagame resulta revolucionaria en un país en donde el acceso al aborto ha sido sistemáticamente restringido. Solamente desde 2012 se legalizó este procedimiento, pero solo en casos en los que el embarazo es producto de una violación, conlleva riesgos para la madre o cuando es producto de un matrimonio forzado. Y, en todo caso, debe ser vigilado y aprobado por dos doctores, previa autorización de un juez. 

(Le puede interesar: Especial multimedia: 10 años del aborto como un derecho en Colombia)

Con este avance en la legislación de Ruanda, a finales de 2018 el gobierno se puso a la tarea de revisar el Código Penal para eliminar el requisito de que un juzgado deba aprobar el aborto. Sin embargo, todavía la modificación sigue en discusión. En medio de esta lucha, el presidente Kagame se le adelantó a los congresistas y demás funcionarios de su gobierno y firmó el decreto para seguir avanzando en sus políticas a favor de las mujeres.

Según datos recopilados por la revista Time, basados en investigaciones del Instituto Guttmacher, alrededor del 34% de abortos en Ruanda son realizados por curanderos o sanadores tradicionales, y aproximadamente 17% son practicados por las mismas mujeres que están embarazadas. Además, el 40 % de todos los abortos necesitan de atención médica después de realizados.

(Le recomendamos este video: El viacrucis de abortar en Colombia)

El perdón de Paul Kagame fue aplaudido por varias organizaciones de derechos humanos que desde hace años se han dedicado a seguirle la pista a la situación de las mujeres de Ruanda, y a respaldarlas en la lucha de sus derechos. Una de sus representantes, Anu Kumar, presidente del Grupo Internacional de Defensa del Aborto (Ipas), publicó un mensaje en su cuenta de Twitter en el que definió que la decisión de Kagame es de progreso para la sociedad. 

“Las leyes de aborto criminal son peligrosas y solo aumentan el número de mujeres y niñas que recurren a métodos de aborto inseguro. El aborto debe ser seguro, legal y accesible”, agregó Kumar a la revista Time. Asia Russel, directora del Proyecto Global para Acceso a la Salud, se unió a este mensaje y explicó que Ruanda está respondiendo a la crisis en el sistema público de salud y de derechos humanos que ha generado las políticas de criminalización del aborto. 

El diario inglés The Guardian reseñó la posición de Russel, quien apoyó la decisión del presidente de Ruanda, pero advirtió: “Esas personas que recibirán el perdón nunca debieron haber sido objeto de procedimientos penales en primer lugar, y se debe hacer mucho más para garantizar la integridad física y los derechos humanos de las mujeres”.

849133

2019-04-06T17:32:42-05:00

article

2019-04-06T17:32:42-05:00

mmedellin_1283

none

Redacción Mundo

El Mundo

Presidente de Ruanda ordena libertad a niñas y mujeres encarceladas por abortar

80

3651

3731