Preso mexicano escapa ayudado por funcionaria con quien tenía romance

la subdirectora dispuso dejar el área de aduanas sin custodios y ubicó en la entrada principal a un vigilante novato que cumplía entonces su primer día de labores y a quien le dio la instrucción de abrir la puerta en el momento en que salieron los dos reos, según la investigación.

Foto: Pixabay.

Un preso aprovechó su amorío con la subdirectora de una cárcel mexicana para fugarse, mientras ella fue detenida y acusada de participar del secuestro de su jefe como parte del plan de escape, informó este martes la fiscalía.

El director de la cárcel de Tepeaca, en el estado central de Puebla, fue secuestrado el 23 de octubre por cuatro sujetos que, bajo amenaza de asesinarlo, lo forzaron a llamar al penal y solicitar la liberación de Jaime Sánchez y Juan González, dos secuestradores que permanecían recluidos desde 2015.

Las llamadas fueron atendidas por Miriam Hernández, la subdirectora del penal, quien ordenó de inmediato relajar la vigilancia de la entrada principal de la cárcel para permitir la salida de Sánchez y su cómplice, explicó la fiscalía.

"Se ha acreditado que la subdirectora mantenía una relación sentimental con el reo Jaime Andrade Sánchez, con el que planeó la fuga", resaltó la fiscalía.

Tras recibir la llamada, Hernández dispuso dejar el área de aduanas sin custodios y ubicó en la entrada principal a un vigilante novato que cumplía entonces su primer día de labores y a quien le dio la instrucción de abrir la puerta en el momento en que salieron los dos reos, según la investigación.

"Se investigó al personal de la cárcel, pues estos sujetos salieron por el frente, la puerta principal, sin violencia", dijo a la AFP Jesús Morales, secretario estatal de Seguridad Pública.

El director del penal fue rescatado horas más tarde de una vivienda en la localidad de Palmar de Bravo, a unos 50 kilómetros de Tepeaca, con ayuda de los videos de vigilancia de la vía pública.

La fiscalía ordenó la detención de Hernández por delito de evasión de presos y por secuestro agravado, mientras que los dos secuestradores, que habían sido detenidos en noviembre de 2015 por el plagio de una comerciante, siguen prófugos.

Los penales mexicanos, principalmente los que están bajo control de gobiernos estatales, son escenario frecuente de motines, asesinatos o fugas, y la mayoría presenta serios problemas de hacinamiento y corrupción.

Temas relacionados

 

últimas noticias