Presos argentinos traficaban drogas (gracias a una paloma)

No es la primera vez que un caso como este sucede en el país austral.

Twitter

Una memoria USB, 3.5 gramos de marihuana mezclada con ripio de pastillas, 4 gramos de marihuana compactada y 44 tabletas de ansiolíticos, todo eso estaba empacado en una mochila hecha con un retazo de tela blanca.

El cargamento salió con rumbo a la cárcel del Servicio Penitenciario Federal Argentino en la provincia de La Pampa, pero terminó en manos de las autoridades. ¿La razón? Los agentes del orden terminaron con la vida de la encargada de hacer la entrega: una paloma mensajera entrenada por los presos.  

(Lea también:Con drones envían la droga desde México)

La foto del cadáver del animal se hizo viral en las redes sociales en medio de un caso que no era inédito en Argentina.

En agosto de 2013 tres hombres fueron arrestados por dedicarse al micrográfico de drogas usando paloma mensajera.

Los traficantes tenían un invernadero dedicado al cultivo de marihuana. “Con el correr de los días nos extrañó que nadie iba al lugar a comprar droga. Entonces allanamos el lugar, encontramos las palomas y esta nueva modalidad”, dijo en ese entonces, al diario La Nación, el comisario general de La Plata, Néstor Larrauri.

El desconcierto en ese entonces era tal, que el comisario pidió “asistencia de un especialista de la Federación Colombófila Argentina para que [los] asesore en el tema”.

(Vea también: Paloma mensajera encontrada cerca a cárcel de Cómbita)

La misma asociación, que reúne a los aficionados de la cría y adiestramiento de palomas mensajeras, se refirió al caso del centro penitenciario de La Pampa.

Para ellos, es completamente falso el rumor que varios medios alcanzaron a reproducir y según el cual, la paloma que proveía estupefacientes a los presos en la Unidad Penal n°4 de la municipalidad de Santa Rosa, había participado en un concurso realizado por la organización a finales de agosto.