contenido-exclusivo

“Pronto tendremos buenas noticias sobre Venezuela”: Sri Sri Ravi Shankar

El gurú espiritual Sri Sri Ravi Shankar, famoso por sus contribuciones en diferentes procesos de paz alrededor del mundo, se reunió esta semana con Nicolás Maduro y Juan Guaidó, y se mostró optimista por la posibilidad de una salida negociada a la crisis política de ese país.

Sri Sri Ravi Shankar estuvo esta semana en Colombia y se reunió con varias personalidades políticas del país.

Sri Sri Ravi Shankar es lo que podría considerarse un ‘rockstar’ de la paz y la reconciliación. Venerado por millones de personas alrededor del mundo, el gurú espiritual indio se ha convertido en los últimos años en una popular e influyente personalidad en la resolución de conflictos alrededor del planeta. Es tal la magnitud de su figura que ha sido nominado cinco veces al Premio Nobel de paz, aunque nunca lo ha conseguido.

Seguidor de las enseñanzas de Mahatma Gandhi, Shankar estableció en 1981 la Fundación Arte de Vivir, con presencia en más de 150 países (incluida Colombia), cuyo objetivo es promover la no violencia como estrategia para resolver conflictos. Su trabajo ha influenciado, de acuerdo con su organización, procesos de paz en su natal India, así como en Pakistán, Palestina, Iraq e Israel. También estuvo atento a las negociaciones entre las FARC y el gobierno colombiano, y se reunió con ambas partes meses antes de que se firmara el Acuerdo en 2016.

Le sugerimos: Hasta el 31 de octubre venezolanos podrán renovar su Permiso Especial de Permanencia

Y ahora que el mundo tiene los ojos puestos en la crisis política de Venezuela y el proceso de negociación entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, Shankar ofreció su ayuda para mediar en el diálogo. El gurú se reunió esta semana con el presidente venezolano, así como con importantes líderes opositores como Juan Guaidó y Maria Corina Machado.

En entrevista con El Espectador, Sri Sri Ravi Shankar cuenta algunos de los detalles que dejó su visita a Venezuela, sus esperanzas frente al diálogo y sus impresiones sobre el proceso de paz colombiano.

¿Cómo puede describir sus procesos de intervención en conflictos mundiales?

Donde haya sufrimiento, donde haya un conflicto, generalmente trato de ver cómo puedo contribuir a disminuirlo y cómo puedo ayudar a las personas a unirse. Mi visión es la de una familia mundial. El mundo entero es una familia. Este es nuestro motor principal, por el que hemos trabajado en los últimos cuarenta años: una sociedad libre de violencia.

¿Cuál es su papel en la mediación de la crisis política venezolana?

Bueno, sé que este ha sido un problema durante bastante tiempo. Traté de conseguir una cita con el presidente Maduro durante el último año y medio, y finalmente cuando la obtuve, le insistí en que debería seguir con el diálogo y que la violencia no es el camino, pues el sufrimiento humano es demasiado. Ese es mi objetivo, que tanto la oposición como el gobierno se unan, dialoguen, y resuelvan las diferencias con la esperanza de una democracia libre y justa.

¿Cómo fue el recibimiento por parte de la oposición? Algunos de ellos manifestaban no confiar en su mediación…

¡Porque no me conocían! Aunque solo tuve un día para hablar con ellos, desde entonces he estado hablando por teléfono con algunos de ellos. Así que considero fue buena. Estamos todos en la misma página. Yo celebro que ambas partes hayan tenido la iniciativa de buscar un diálogo y resolver el conflicto.

Este año se cumplen cien años del nacimiento de Mahatma Gandhi. ¿Qué enseñanzas de él puede usted aplicar en esta mediación?

Queremos dar el mensaje al mundo de que puedes lograr lo que quieres, pero de manera no violenta. Quiero llevar esta idea a las personas que solo piensan en ella.

El presidente Maduro se considera un seguidor de sus enseñanzas y parece que le escucha atentamente. ¿Cree usted que él entendió el mensaje que usted le llevó?

Esa es mi misión, hacer que la gente entienda que la no violencia es el camino. Aunque esta es apenas la segunda vez que nos entrevistamos, espero que lo haya entendido, porque él vio cuáles eran mis intenciones. De hecho, le pedí expresamente que todos los presos políticos fueran liberados. Esa fue mi solicitud principal al presidente. Es importante que el diálogo se dé en un escenario donde no haya más violencia.

¿Qué ejemplos de su trabajo podría usted trasladar a su mediación en Venezuela?

Este año hemos estado mediando en muchas partes de India. En Kurdistán hicimos una terapia de grupo dentro del parlamento para aliviar las tensiones entre los kurdos y los iraquíes. En general lo que hacemos, y tratamos de llevar en este proceso es crear confianza; porque es precisamente la falta de confianza, la falta de comunicación, la que genera conflictos. Entonces, si podemos reconstruir la confianza y restablecer la comunicación, las cosas mejorarán.

¿Cómo ve a Colombia después de tres años de que se firmara la paz?

Por buen camino. Cuando vine por primera vez en Colombia tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Santos y con los miembros de las FARC en la Habana y les reiteré que no debíamos perder la esperanza del diálogo. Luego, para mi fortuna, meses después, el acuerdo se firmó. No quiero decir que fue gracias a nuestra ayuda, pues lo único que hice fue reafirmar mi convicción, de que es probable que el éxito no llegue rápido, pero que una y otra vez se debe perseguir.

Pero la implementación del proceso de paz pasa hoy por un momento crítico…

No estoy acá para analizarlo todo. Pero lo que sí le puedo decir es que encuentro una gran diferencia aquí en Colombia. El país está saliendo adelante. Es claro que donde sea que haya estrés y tensión, tarde o temprano, van a haber problemas, y es por eso que mi misión es velar por un mundo libre de estrés y tensión. No soy un político. No es mi campo o área. Mi área es humanitaria. Donde sea que haya una crisis humanitaria, me gusta recordarle a la gente que hay una manera de lograr los objetivos sin violencia.

Puede leer: La Caracas que no nos cuentan

¿Qué le puede decir a aquellos que cuestionan los diálogos como la salida de los conflictos?

Entiendo su estado mental. Están frustrados. Sienten que solo hay oscuridad. Pero por eso es importante buscar la forma de que escuchen. Es fácil condenar a alguien como criminal y mantenerlo alejado, castigado; pero si te comunicas con ellos, les haces comprender, pensar y cambiar su mentalidad. En la actualidad estamos trabajando con presos de países como Argentina y Brasil, así como con pandillas de EE. UU. para generar un cambio positivo y transformar sus vidas.

A comienzos de este año una solución dialogada en Venezuela era considerada imposible, pero los caminos se han abierto en los últimos meses. ¿Qué cree que pueda pasar?

Soy muy positivo frente a los diálogos. Pronto escucharemos buenas noticias.

876730

2019-08-18T15:37:45-05:00

article

2019-08-19T10:44:46-05:00

[email protected]

none

Jesús Mesa

El Mundo

“Pronto tendremos buenas noticias sobre Venezuela”: Sri Sri Ravi Shankar

76

7369

7445

1