¿Puede Puerto Rico exigir el mismo trato que Houston o Miami tras el paso de huracanes?

Los huracanes Irma y María dejaron a Puerto Rico nadando en la destrucción. Más de 50 mil hogares se quedaron sin electricidad y otros 10 mil sin agua.

AFP

El gobernador de la isla, Ricardo Roselló, aseguró que los huracanes causaron “daños severos” y que temía por encontrar los recursos suficientes para reconstruir la isla.

Por eso, le dijo a Estados Unidos que “los congresistas y la administración” debían tomar acciones para “evitar una crisis humanitaria.  "A los ciudadanos de Puerto Rico se les tiene que considerar igual como ciudadanos de América” y advirtió que, de no tomar medidas, se dará una migración enorme hacia Estados Unidos, lo que, ciertamente, no resultaría nada conveniente para el gobierno de Donald Trump, a quien poco o nada le gustan los inmigrantes.

Aunque confirmó que visitará la isla el próximo 3 de octubre y reconoció que los huracanes se habían llevado buena parte de la isla, justificó su tardío interés diciendo que Puerto Rico era una “isla en la mitad de un océano muy grande”, lo que dificultaba el envío de ayuda.

(Le puede interesar: Puerto Rico no es nada Rico)

Por su parte, Rosello insistió en que la ayuda estadounidense será determinante. Pero ¿qué tanta responsabilidad tiene ese país con los puertorriqueños?

Puerto Rico es colonia estadounidense desde 1898, tras la guerra hispano estadounidense. Antes, desde la llegada de Cristóbal Colón en 1492, Puerto Rico, igual que de los países del centro y el sur de América, eran propiedad de los españoles. Por eso, los puertorriqueños hablan español y su cultura y costumbres tienen buenas raíces de este lado del mapa.

Tras la guerra, la isla se convierte en un Estado libre asociado de Estados Unidos. En 1917, la Ley Jones les dio la ciudadanía estadounidense, lo que les permite, a la hora de emigrar, poder trabajar y estudiar legalmente en ese país.

Aunque los puertorriqueños no pueden votar en las elecciones de Estados Unidos, todas las decisiones que se tomen en la isla sí pueden ser revocables por el congreso americano.   

Los huracanes les llegaron en medio de una grave crisis económica que ya los había obligado a declararse en quiebra.

En junio pasado, la crisis los motivó a organizar un referendo en el que votaban sobre su relación con Estados Unidos. Los comicios estuvieron protagonizados por niveles de abstencionismo enormes, pero los votantes votaron en masa por adherirse plenamente a Estados Unidos y ser un Estado más, como Houston o la Florida, lo que demuestra su visión sobre Estados Unidos y lo que ese país representa. De hecho, más puertorriqueños viven en Estados Unidos que en Puerto Rico.