¿Puede (y quiere) China detener a Norcorea?

El presidente de Estados Unidos le pidió "usar todos los medios disponibles para doblegar a Corea del Norte. ¿A qué se refiere?

El presidente Trump y su homólogo china, Xi Jinping. AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conversó con su par de China, Xi Jinping, y le instó a usar todos los medios disponibles para doblegar a Corea del Norte, y anunció además sanciones adicionales más fuertes.

"Acabo de conversar con el presidente Xi Jingping preocupado por las acciones provocativas de Corea del Norte. Sanciones adicionales más fuertes serán impuestas hoy a Corea del Norte. Esta situación tiene que manejarse", dijo Trump en Twitter.

En su conversación con Xi, informada por la Casa Blanca, Trump presionó a China a adoptar una postura más dura frente a Pyongyang. 

(Le puede interesar: Conozca la dinastía Norcoreana)

 

China y la paz regional

China expresó su "gran preocupación" tras el nuevo disparo de misil balístico efectuado por Corea del Norte, y pidió al mismo tiempo a Pyongyang y a Washington que retomen las negociaciones.

Geng Shuang, un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, declaró que la propuesta china de una "doble moratoria" seguía siendo la mejor opción para aplacar la tensión. Este plan consiste en la suspensión de los ensayos nucleares y balísticos de Pyongyang y de las maniobras militares entre Estados Unidos y Corea del Sur, a lo que Washington se opone.

Corea del Norte disparó un misil balístico intercontinental (ICBM) que cayó en el mar de Japón. Justifica su política militar diciendo que necesita protegerse de Estados Unidos. El dirigente norcoreano Kim Jong-Un declaró que, con este disparo, su país se convierte en un Estado nuclear capaz de atacar cualquier lugar de Estados Unidos.

"Exhortamos firmemente a Corea del Norte a respetar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y a detener cualquier acción que conlleve una subida de las tensiones en la península coreana", recalcó Geng Shuang.

"Al mismo tiempo, esperamos que todas las partes concernidas puedan actuar con prudencia y trabajar de común acuerdo por la paz y la estabilidad de la región". El disparo norcoreano es un desafío al presidente estadounidense Donald Trump.

(Le puede interesar: ¿Qué busca Trump en Asia?)

China, principal respaldo económico y diplomático de su vecina Corea del Norte, afirma aplicar estrictamente las nuevas sanciones internacionales decretadas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

De acuerdo con el analista, Pío García, el presidente chino, Xi Jinping, es un apaciguador, "representa la cordura en el tratamiento de los problemas globales. Fue quien se levantó en Davos, en enero, para defender las medidas contra el cambio climático y para contrarrestar la ofensiva proteccionista del estadounidense. Luego, en la visita a Estados Unidos le hizo conocer a su homólogo los efectos devastadores para la economía regional que acarrearía cualquier incendio en Norcorea".

Y agrega: "Los chinos, por su parte, son muy conscientes que desde tiempo atrás, inclusive con Barack Obama, la obsesión de departamento de defensa en Washington con el régimen norcoreano no es otra cosa que la mampara que oculta el plan de acercar aún más el muro militar hacia Pekín y contener la alegada expansión china. Por cierto, Rusia, aliado de China, conoce bien el tinglado y se opone a cualquier escaramuza temeraria contra Kim".

Washington pide especialmente a China, principal apoyo económico de Pyongyang, que deje de respaldar a su vecino. Trump se mostró confiado sobre este aspecto tras su reciente visita a Pekín, pese al escepticismo de muchos observadores. 

Estados Unidos espera que, cuando Kim Jong-Un esté totalmente aislado, sometido a un importante bloqueo económico y bajo las constantes amenazas militares del mandatario estadounidense, el líder norcoreano acabará aceptando negociar su programa nuclear. Sin embargo, la mayoría de expertos, coinciden en que el régimen nunca renunciará al arma atómica.