¿Pueden destituir al presidente de Perú? Acá le explicamos

Perú vive una incertidumbre política ante la inminente destitución del presidente Pedro Pablo Kuczynski, salpicado por el escándalo de la brasileña Odebrecht.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.AFP

El Congreso de Perú debatirá el jueves, 21 de diciembre, un pedido para destituir por "incapacidad moral" al presidente Pedro Pablo Kuczynski, acusado de haber ocultado que recibió millonarios pagos por asesorías a la empresa brasileña Odebrecht mientras era ministro del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Esta situación ha llevado al país a una incertidumbre política, pues la destitución del presidente sería muy grave para el país. La crisis genera inquietud "y ésta va afectar el comportamiento de la economía, cuanto más dure la incertidumbre mayor será el efecto sobre la economía", señaló a la AFP el analista económico Jorge Gonzales Izquierdo. Esto es lo que está pasando en Perú.

(Le puede interesar: Congreso aprueba debatir destitución presidencial)

¿Puede ser destituido el Presidente?

El Congreso de Perú, en el que la oposición liderada por Keiko Fujimori es mayoría, aprobó que el 21 de diciembre se debata la destitución de Pedro Pablo Kuczynksi (PPK). La razón, "incapacidad moral", una figura que establece la Constitución. La votación fue abrumadora: 93 senadores votaron a favor de la destitución contra 17. Por ley, el mandatario dispone de una hora para hacer sus alegaciones antes de dicha votación o bien puede enviar a su abogado.

(Le puede interesar: Pedro Pablo Kuczynski, presidente por la mínima)

El documento presentado para solicitar la destitución dice que “la incapacidad moral es aplicable en conductas graves que, sin ser delitos ni infracciones de un juicio político, deterioren a tal magnitud la dignidad presidencial, más aún cuando el presidente de la República es el jefe de Estado y personifica a la Nación, por lo tanto, hace imposible que se mantenga en el cargo después de tales conductas".

¿Cómo será el proceso el jueves?

Después de presentar sus descargos, el Congreso someterá a voto la moción. El Congreso, controlado por la oposición fujimorista, necesita 87 de 130 votos para destituirlo, una cifra que la oposición puede alcanzar.

El partido fujimorista Fuerza Popular, que ha tenido contra la pared a Kuczynski desde inicios de su mandato, le exigió hace unos días que renuncie para evitar el proceso de destitución, algo que el presidente ha descartado.

¿Por qué se destituye a PPK?

La moción para destituir a Kuczynski se acoge a la "incapacidad moral permanente", al considerar que "faltó a la verdad" cuando en repetidas ocasiones negó haber tenido relación con Odebrecht, protagonista del mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica.

Sin embargo, la empresa brasileña desveló la pasada semana que pagó más de 782.000 dólares a la consultora Westfield Capital, propiedad de Kuczynski, por asesorías entre 2004 y 2007, época en la que el mandatario peruano era ministro del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Tanto Kuczynski como Odebrecht han defendido la legalidad de los contratos, que fueron gestionados exclusivamente con el empresario chileno Gerardo Sepúlveda, quien administraba Westfield Capital mientras el actual presidente de Perú estaba ocupado en el sector público.

(Le puede interesar: ¿Quién es PPK?

¿Qué es la incapacidad moral?

La incapacidad moral permanente es una figura contemplada en la Constitución peruana y permite inhabilitar al jefe de Estado por hechos extraordinarios que no necesariamente incurren en delitos, como sucedió en 2000, cuando Alberto Fujimori renunció por fax desde Japón.

El caso Odebrecht afecta a casi toda la primera plana política de Perú por los millonarios sobornos pagados por la constructora entre 2005 y 2014 para adjudicarse grandes contratos en obras públicas, además de financiar las campañas electorales de los principales candidatos.

Fruto de las investigaciones, los predecesores de Kuczynski también están inmersos en sospechas, como Toledo, con orden de captura por supuestamente recibir 20 millones de dólares en sobornos; Alan García, investigado por dádivas en el Metro de Lima, y Ollanta Humala, en la cárcel por presunta financiación irregular de sus campañas. 

¿Elecciones anticipadas?

En caso de que Kuczynski, de 79 años, deje la presidencia, un abrumador 67% opina que se debería convocar a nuevas elecciones generales (presidenciales y parlamentarias). Apenas 30% pide respetar la fórmula constitucional que prevé que el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, asuma la presidencia en su reemplazo por el resto del período.

Perú tiene dos vicepresidentes: Martín Vizcarra, actual embajador de Perú en Canadá, y Mercedes Aráoz, presidenta del Consejo de Ministros. Pero la posibilidad de comicios anticipados provocaría un trastorno económico grave, coinciden los economistas. "El peor escenario para la economía el país sería si tras la destitución de Kuczynski, renuncian los dos vicepresidentes para que asuma el presidente del Congreso, quien deberá convocar a elecciones de inmediato", advirtió Gonzales Izquierdo.

Si eso pasara, "vamos a vivir entre seis a nueve meses en 2018 de incertidumbre hasta que se realicen nuevas elecciones", agregó. 

El economista Juan José García dijo al diario Perú21 que si se convocan nuevas elecciones, la crisis se agudizará. "El consumo y la inversión se resentiría drásticamente e incluso se podría entrar a una fase recesiva", alertó.

¿Odebrecht en Perú?

Odebrecht es el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica y en Perú afecta a casi toda su primera plana política por los millonarios sobornos pagados entre 2005 y 2014 para adjudicarse grandes contratos en obras públicas y financiar las campañas electorales de los principales candidatos.

En las investigaciones están inmersos los predecesores de Kuczynski, como Alejandro Toledo, con una orden de captura internacional por supuestamente recibir 20 millones de dólares en sobornos; Alan García, inmerso en las indagaciones de dádivas por el Metro de Lima; y Ollanta Humala, en cárcel por supuesta financiación irregular de sus campañas.

También la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, hermana mayor de Kenji Fujimori, por presuntamente haber recibido fondos de Odebrecht para financiar su campaña presidencial de 2011.