Crisis en Cataluña

Puigdemont no pedirá asilo, pero permanece en Bélgica

El expresidente de la Generalitat habló este martes desde Bélgica a donde viajó ayer junto a cinco de sus antiguos consejeros.

Carles Puigdemont en rueda de prensa desde Bélgica sobre su futuro y perspectivas de Cataluña tras cuatro días de haber declarado la independencia. AFP

Carles Puigdemont aclaró este martes que no está en Bélgica para pedir asilo político, como se había especulado, sino por razones de seguridad, y que no eludirá un eventual juicio por rebelión. (Lea: Puigdemont no tiene intención de esconderse en Bélgica, según asesor)

"No estoy aquí para pedir asilo político", sino "para poder reaccionar con libertad y seguridad", dijo Puigdemont en conferencia de prensa, cuatro días después de proclamar la independencia de Cataluña y al día siguiente de que la fiscalía española anunciara que lo demandará por rebelión y sedición, lo que podría acarrearle 30 años de cárcel .

Además, Puigdemont invitó este martes a los independentistas a participar en las elecciones regionales del 21 de diciembre, despejando la duda de si boicotearía estos comicios convocados por el gobierno central de Mariano Rajoy. "Las elecciones del 21 son un reto que tomamos con todas nuestras fuerzas", dijo .

El expresidente de la Generalitat abogó por "ralentizar" la indepencia de Cataluña para evitar la violencia. "No se puede construir la república de todos desde la violencia", dijo Puigdemont, añadiendo: "Si esta actitud tiene como precio ralentizar el despliegue de la república, se tiene que considerar que este es un precio razonable".​ (Lea: La 'catalanofobia': el rechazo de muchos españoles hacia los catalanes)

Desde ayer, Cataluña se despertó con Soraya Sáenz de Santamaría al mando de la región.  Quien es llamada como la "Ángela Merkel del mundo hispano" y la mujer más poderosa de España. (Lea: El día que Cataluña se declaró independiente)