¿Qué gana el Estado Islámico (EI) al adjudicarse el atentado de Las Vegas?

A nadie le gusta que le echen la culpa de algo que no hizo, con excepción del Estado Islámico. ¿Por qué?

AFP

El FBI descartó que Stephen Paddock, identificado como el responsable de la masacre durante un concierto de música country, tuviera conexión alguna con la organización terrorista. Aun así, EI aseguró en un comunicado que se trataba de un “soldado convertido al islam hace unos meses”. 

Los organismos de inteligencia de las autoridades estadounidenses encontraron que Stephen Paddock, de 64 años, tomó una habitación ubicada en el piso 32 del hotel casino Mandalay y desde ahí abrió fuego contra los asistentes a un concierto de música Country.

Paddock vivía en una zona muy tranquila, cerca de un terreno de golf, y según ha informado su familia, era un tipo poco religioso, apolítico y bastante “normal”. El FBI de inmediato empezó a referirse a él como un lobo solitario y descartó cualquier vínculo con organizaciones terroristas.

Así, la única prueba que existe sobre la conexión de Paddock con EI es la comunicación que hizo la entidad, que ya se vuelve costumbre. Cada vez que un acto de sangriento sucede, EI sale a celebrarlo como propio. De acuerdo con expertos consultados por CNN, a EI le interesa mantener su legitimidad a través del terror, mientras que pierde fuerza territorial en Iraq y Siria, lugares donde instauró el llamado “califato”, por lo que ha considerado estos territorios como su sede oficial.

Al educar lobos solitarios a través de Internet, a lo largo y ancho del planeta, EI se garantiza su subsistencia como organización. No obstante, en esta oportunidad ni siquiera existe un vínculo distante con el asesino, no confirmado hasta el momento. Es decir, ni siquiera ha aparecido un indicio de que el asesino simpatizara con EI.

Además, los hechos se presentan justo después de que también se adjudicaran la responsabilidad de un ataque a cuchillo de dos mujeres jóvenes en Marsella, una ciudad una francesa.

(Le puede interesar: Stephen Paddock, el pensionado que ejecutó el tiroteo en Las Vegas)

No obstante, Graeme Wood escribió para The Atlantic que “la idea de que el Estado Islámico simplemente busca por las noticias de matanzas masivas, para luego enviar comunicados de prensa y robarse la gloria, es falsa”.

Según Wood, si fuera así, hace rato que la prensa en Occidente habría dejado creerle. Por ejemplo, algo parecido pasó en Edmonton Canadá,  

Por ejemplo, en el ataque en Edmonton, en Canadá, perpetuado con un carro y un cuchillo, EI también quiso relacionarse, y aunque parecía traído de los cabellos, as autoridades encontraron con el tiempo una bandera de la organización en el auto, lo que legitimaba la versión de EI.

Si, en efecto, no existiera conexión alguna, como parecen indicar los hechos en esta masacre de Las Vegas, el Estado Islámico podría perder el impacto que tiene en la prensa mundial y así, restarle peso a su más importante potencial por estos días, luego de perder territorio: su estrategia de comunicaciones.

últimas noticias