¿Qué hay detrás del conflicto entre Huawei y Estados Unidos?

La disputa entre la gigante china de telecomunicaciones y el gobierno de Estados Unidos va más allá de la guerra comercial entre las potencias. La reciente captura de la hija del fundador de Huawei pone en evidencia las tensiones políticas que podrían estar detrás de los hechos.

AFP

El pasado 1° de diciembre fue detenida en Canadá la directora financiera del gigante de telecomunicaciones Huawei a petición de Estados Unidos. Meng Wanzhou, además de ser la líder de la compañía es también la hija del fundador de esta.

Según Estados Unidos, Wanzhou violó las sanciones estadounidenses impuestas a Irán al exportar desde 2016 productos de origen norteamericano hacia ese y otros países objeto de sanciones norteamericanas, violando así las leyes de Estados Unidos (quien ahora pide su extradición).

Por su parte, Huawei dijo este jueves que desconoce cualquier presunto "delito" cometido por su directora financiera.

"La compañía recibió muy poca información sobre las acusaciones y no tiene conocimiento de ningún delito por parte de Meng Wanzhou", dijo Huawei en un comunicado, en el que señaló que la compañía cumple todas las leyes aplicables en los países en los que opera.

(Ver más: La "princesa" de Huawei caída en la trampa de la rivalidad China-EE. UU.)

El viernes la dirigente compareció ante un juez canadiense que debería pronunciarse sobre su eventual liberación condicional. Esa audiencia será reanudada este lunes y Meng dio cuenta el domingo que desde hace años sufre de hipertensión grave e indica que tras su arresto debió ser internada varias veces

"Sigo sin sentirme bien y temo que mi salud se deteriore durante mi encarcelamiento" afirma Meng en la declaración bajo juramente de 55 páginas, en la que justifica su demanda de ser puesta en libertad.

La detención podría afectar la reciente tregua comercial entre China y Estados Unidos

Frente a esto, Washington rechazó la idea de que el arresto pueda contaminar las negociaciones comerciales con Pekín, pese a que este domingo el gobierno chino convocó al embajador estadounidense, lo que aumentó la tensión entre ambas potencias.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, el principal negociador de ese país, también se mostró rotundo al señalar que no planea extender la tregua de 90 días en la guerra comercial concedida la semana pasada por el presidente estadounidense, Donald Trump, al cierre de una reunión en Argentina con su homólogo chino, Xi Jinping.

(Ver más: Huawei: China exige la liberación inmediata de Meng Wanzhou)

Amenazas a la seguridad

Además de la situación con la hija del fundador de la compañía, varios miembros del Congreso en Washington consideran que Huawei es "una amenaza para la seguridad de Estados Unidos" e invocan las relaciones del grupo "con el Partido comunista chino, y con los servicios de seguridad y de inteligencia chinos".

De igual forma, Japón afirmó que prohibirá el uso gubernamental de dispositivos de telecomunicaciones fabricados por los gigantes chinos Huawei y ZTE debido a las preocupaciones sobre ciberseguridad. La decisión podría aplicarse a partir del lunes, según el diario Yomiuri Shimbun y la agencia de noticias Jiji Press.

Esta prohibición llegaría después de que Estados Unidos solicitara a sus aliados que eviten los productos fabricados por esas dos compañías debido a los temores de que sirven para llevar a cabo ciberataques, indica Yomiuri Shimbun, citando fuentes gubernamentales no identificadas.

(Lea también: Europa ya desconfiaba de Huawei antes de arresto de ejecutiva)

Los productos japoneses que usen partes fabricadas por algunas de estas dos empresas chinas también quedarán excluidos del uso gubernamental.

Por otro lado, el vicepresidente de la Comisión Europea, Andrus Ansip, había expresado su preocupación ante la posibilidad de que Huawei se vea obligada a divulgar datos sensibles de sus clientes europeos, ante la relación que mantiene la empresa de apertura tecnológica respecto a Pekín.

"¿Hay que preocuparse por Huawei u otras empresas chinas? Sí, creo que hay que preocuparse" había afirmado el viernes Ansip. Esas empresas se ven obligadas a "cooperar con los servicios de inteligencia" chinos, añadió, y "no es buen signo cuando las empresas deben abrir sus sistemas (operativos) a servicios secretos".

Crecimiento imparable

Lo cierto es que Huawei superó en el segundo trimestre de este año a Apple, para convertirse en el segundo fabricante de teléfonos inteligentes del mundo y tiene a Samsung, líder del mercado, en la mira.

El excepcional desarrollo del gigante chino genera recelo, y algunos países occidentales y asiáticos rehúsan que instale en sus redes la tecnología 5G, que tiene carácter estratégico.

Los asequibles teléfonos inteligentes de Huawei han logrado una fuerte fuerte incursión en el mundo desarrollado, pero la empresa se ha enfrentado a varios reveses en grandes economías occidentales debido a las preocupaciones sobre la seguridad.

828409

2018-12-10T18:00:00-05:00

article

2018-12-10T18:04:18-05:00

alagos_86

none

-Redacción Internacional con información de agencias

El Mundo

¿Qué hay detrás del conflicto entre Huawei y Estados Unidos?

63

5519

5582