¿Qué hizo New York para pasar de 'pesadilla violenta' a 'modelo de seguridad'?

Más policías, tecnología y cambios en los niveles sociales y económicos, hicieron en 25 años de nueva York una ciudad más segura.

AFP

Manhattan era conocida por sus tiroteos, que se presentaban casi que todos los días, incluso, inspiró al cine para ambientar siempre a la capital financiera de los Estados Unidos como una urbe hostil y sangrienta, peligrosa de noche y con oscuros y amenazantes callejones.

Sin embargo, este escenario puede, al parecer, quedarse en el pasado y en el cine, pues la ciudad de la Gran Manzana está en su mejor momento de seguridad en décadas, según lo corroboran las cifras del ayuntamiento de la ciudad comunicadas por la BBC.

New York es la ciudad más poblada de los Estados Unidos, un poco más de 8 millones 500 mil habitantes, y desde que lleva registros sobre homicidios en 1951, en 2017 solo tuvo 290 de estos, 3.4 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Si se compara con 2016 esto es una caída del 13.5%, una cifra bastante baja comparada con los 30.7 de 1990. Lea también Cuatro heridos deja explosión en túnel del metro de Nueva York

Los reportes de criminalidad bajaron, según informa la BBC, en robos, asaltos y tiroteos, pero curiosamente no descendieron en los reportes de violaciones.

“Nadie cree que fuera posible tener menos de 300 asesinatos, digo el alcalde demócrata Bill de Blasio a la BBC. “New York no es la pesadilla violenta que una vez leímos en la prensa, miramos en TV o vimos en películas, añadió el comisionado de policía James O’Neil al mismo medio.

La BBC recoge 4 posibles razones, teniendo en cuenta las opiniones de expertos, académicos y autoridades, para entender qué factores incidieron en bajar la criminalidad en la ciudad.

1. Más policías

35% más de uniformados de seguridad se adicionaron en 10 años, desde 1990 hasta el 2000, los policías fuero más de 53 mil.

La distribución de estos policías varía según la zona. Por ejemplo, aumentó en zonas donde se distribución narcóticos y en la zona de los ataques del 11 de septiembre, donde incluso en la primer década de los 2000 se mantuvieron los índices de seguridad logrados finalizando el milenio.

2. Nueva tecnología

A este contingente de policías se sumó el refuerzo tecnológico traducido en “sistemas computarizados para que el jede de policía supiera donde desplegaban policías, donde se cometían los crímenes y qué impacto tenía el despliegue policial en las tasas de criminalidad” dice Franklin Zimring, experto de la Universidad de California en Berkeley a la BBC.

El sistema CompStat está implementado desde 1994 y fue replicado en otras ciudades norteamericanas, donde estuvieron alertas a los cambios tecnológicos que trajeron los teléfonos inteligentes. Lea también La alerta de Santos por riesgo de ataques cibernéticos en elecciones de 2018

Recientemente incluso han adaptado un sistema llamado ShotSpotter para detectar disparos mediante sensores, informa la BBC.

3. Cambio de estrategia

Algunos aseguran que el éxito se debe gracias al fenómeno de “tolerancia cero” o la “teoría de las ventanas rotas”, que afirmaba que una vigilancia agresiva sobre los crímenes menores detendría crímenes más graves.

Otro sector opina, según el medio inglés, que se atacaron los mercados públicos de venta de drogas ubicados en distintos puntos de la ciudad donde existía una disputa territorial que se traducía en tiroteos y homicidios.

También los policias redujeron su política de “stop and frisk” que le daba el poder a los uniformados de detener a quien quisieran y pedirles una requisa, lo cual la justicia norteamericana determinó como una medida racista y discriminatoria, pues se detenían a más latinos y negros que a personas blancas.

El alcalde de Blasio asegura que también se fortaleció la relación de confianza entre la ciudadanía y la policía, al perseguir a los grupos organizados criminales del área metropolitana, asegura la BBC. Lea también:EEUU revoca protección temporaria para unos 200.000 salvadoreños

4. Mejores condiciones sociales y económicas.

Algunos otros creen que una medida de nivel macro, profundo y estructural ayudó a disminuir estos índices se trata de la mejora a nivel social y económico de la ciudad.

“La ciudad solía ser un lugar a evitar, la gente estaba huyendo, y ahora es uno de los bienes inmuebles más valioso”, dice el ex fiscal O’Donnell y añade que “Vivir en New York se ha vuelto un bien preciado”.

Estos factores de nivel macro incluyen bajas tasas de interés, inflación desempleo e incluso fertilidad femenina, dice BBC. “Todos estos factores de nivel macro muestra tener un efecto supresor muy fuerte sobre la tasa de criminalidad” dice James Austin a la BBC, presidente de la JFA, una organización que evalúa prácticas de justicia penal.