¿Qué pasó en la OEA con Venezuela y cuál fue la reacción de Maduro?

La Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció a Gustavo Tarre como representante de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), dirigida por el líder opositor Juan Guaidó. Maduro dice que es un respaldo a un golpe de Estado.

La OEA reconoció hoy a Gustavo Tarre como embajador de la Asamblea Nacional ante ese organismo.AFP

La Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció este martes a Gustavo Tarre como representante de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), dirigida por el líder opositor Juan Guaidó, hasta que haya elecciones en el país.

La resolución, que rebaja el tono de lo que se pretendía aprobar, recibió el aval de 18 de los 34 miembros activos de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962); mientras que nueve naciones votaron en contra, seis se abstuvieron y la misión de Belice estuvo ausente.

En un principio, la iniciativa buscaba reconocer a un enviado de Guaidó como embajador del Estado de Venezuela, pero la resolución incluyó a última hora una enmienda de Jamaica y acabó simplemente reconociendo a Tarre como representante de la AN, presidida por Guaidó y controlada por la oposición.

Una fuente diplomática explicó a Efe que los siete países que habían impulsado la resolución (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Paraguay, Perú y Colombia) necesitaban a Jamaica para aprobar la iniciativa y, por eso, acabaron aceptando los cambios propuestos por esta nación, que suele abstenerse en las votaciones contra Maduro.

Ver más: Así fue el debate en la OEA para reconocer a enviado de Guaidó

Los 18 países que votaron a favor fueron Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EE.UU. y Guatemala.

En concreto, el texto resuelve "aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como representante permanente, designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones y el nombramiento de un Gobierno democráticamente electo".

Justo antes de que se aprobara la resolución, el embajador de México, Jorge Lomonaco, tomó la palabra para preguntar por su significado: "¿Cómo va a funcionar esto? ¿Va a haber dos sillas?"

Lomonaco cuestionó la capacidad del Consejo Permanente de la OEA para reconocer a un enviado del Legislativo como embajador ante el organismo, puesto que los representantes siempre son nombrados por el Ejecutivo.

Ver más: EE. UU. reconoció a Carlos Vecchio como embajador oficial venezolano 

"Me pregunto si esto sentará un precedente para que el poder judicial mexicano o el poder legislativo mexicano envíen representantes a la OEA, además del Poder Ejecutivo. O dado que somos una federación, los 32 estados que conforman la federación", argumentó Lomonaco, cuyo Gobierno ha abogado por el diálogo para superar la crisis venezolana.

Varios países, incluidos México, Uruguay y El Salvador, pidieron que se agregue una nota a pie de página en la resolución para dejar claro que ellos no obedecerán esa decisión.

Por su parte, los diplomáticos fieles al presidente venezolano, Nicolás Maduro, defendieron que la silla de Venezuela en la OEA les pertenece hasta el 27 de abril, momento en el que se consumará la solicitud que hizo su Gobierno hace dos años y que, por cuestiones procedimentales, solo puede hacerse efectiva este mes.

"La silla de Venezuela no está vacía, yo soy la representante de Venezuela y no hay vacante (...) No pueden intervenir en la conformación de mi delegación", dijo una de las representantes venezolanas ante la OEA, Asbina Ixchel Marin Sevilla.

Sin embargo, mañana a las 9.30 (13.30 GMT), Tarre presentará sus cartas credenciales al secretario general de la OEA, Luis Almagro, una de las voces más críticas contra Maduro.

Ver más: Así planeó Colombia la estrategia diplomática contra Venezuela

En declaraciones a la prensa, Tarre consideró que su reconocimiento es un "paso más" en el fin de la "usurpación" que, a su juicio, Maduro hace de la Presidencia desde que volvió a asumir el cargo el 10 de enero, fruto de unas elecciones cuestionadas por parte de la comunidad internacional.

"Esto es un paso más en lo que va a ser el cese de la usurpación en Caracas, la transición y la convocatoria de elecciones", aseveró.

Tarre y los representantes de otros países, como EE.UU. y Colombia, consideran que no hay lugar para la ambigüedad y que él es el representante de Venezuela ante el organismo, puesto que el 10 de enero la OEA no reconoció la toma de posesión de Maduro como presidente de Venezuela.

Al respecto, el embajador de EE.UU., Carlos Trujillo, subrayó: "La Asamblea Nacional es el único órgano democrático en Venezuela y, por ser democrática, ellos tienen derecho de nombrar a su representante ante la OEA", dijo.

La OEA declaró el 10 de enero ilegítima la toma de posesión de Maduro, pero no ha aprobado ninguna resolución que específicamente reconozca a Guaidó como presidente de Venezuela.

De manera bilateral, la mayor parte de los países del organismo han reconocido como presidente interino de Venezuela a Guaidó, que también ha recibido el respaldo de Almagro.

Un golpe

Inmediatamente, el Gobierno de Nicolás Maduro acusó a la OEA de convalidar un plan de golpe de Estado al aceptar en su seno a un representante designado por el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países.

"La OEA convalida el plan de golpe de Estado iniciado el 23 de enero pasado, y pretende crear condiciones para profundizar la agresión injerencista contra nuestro país, incluyendo la amenaza de una intervención militar", dice un comunicado de la cancillería venezolana.

El ente continental aprobó este martes una resolución que reconoce al venezolano Gustavo Tarre como representante permanente "designado" por el Parlamento de Venezuela, presidido por Guaidó.

Ver más: ¿Maduro o Guaidó? Estas son las posturas

Esta acción ha sido considerada por el Ejecutivo de Maduro, no reconocido por la mayoría de miembros de la OEA, como una "descarada y criminal violación del derecho internacional".

"Un grupo de gobiernos satélites de Washington ha dado aval a un títere político designado por Donald Trump (...) Se trata de una de las más infelices decisiones tomadas en la larga historia de desafueros jurídicos y políticos de esta organización", prosigue el Gobierno.

El Gobierno de Maduro advirtió que no reconocerá ningún emisario político que no haya sido designado por Maduro y señaló a Tarre como un "fantoche político cuya espuria existencia resulta de la transgresión del ordenamiento jurídico".

Además, en el escrito oficial se indica que el Estado venezolano "no estará obligado a cumplir ninguna de las disposiciones acordadas" en el seno de la OEA "ni mucho menos a resarcir en ningún área".

Con todo, el Gobierno de Maduro ratifica la decisión de abandonar la OEA el 27 de abril al cumplirse dos años de haber anunciado esa decisión. 

849647

2019-04-09T18:04:43-05:00

article

2019-04-09T18:04:43-05:00

alagos_86

none

Agencia EFE

El Mundo

¿Qué pasó en la OEA con Venezuela y cuál fue la reacción de Maduro?

73

7756

7829