¿Qué podría pasar con el muro de Trump luego de las elecciones presidenciales?

Noticias destacadas de El Mundo

La Corte Suprema de Estados Unidos acordó este lunes revisar dos iniciativas de inmigración de la administración Trump: la financiación de un muro fronterizo con recursos del Pentágono, y el programa “Quédate en México” para solicitantes de asilo.

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió este lunes examinar la legalidad de dos temas emblemáticos de la política migratoria del presidente Donald Trump: la financiación de un muro fronterizo en el sur del país, y el programa “Quédate en México” para solicitantes de asilo.

También le puede interesar: Donald Trump visitó el muro que, según él, frena a los migrantes y al COVID-19

¿Por qué es clave? Vamos por partes. En cuanto al muro, los altos jueces estudiarán si es legal el uso de fondos asignados al Pentágono para financiar el levantamiento de una barrera limítrofe con México.

Aunque es probable que los argumentos se escuchen mucho después de las elecciones presidenciales, estos comicios del 3 de noviembre podrían cambiar el escenario para una de las principales promesas de campaña de Trump en 2016. Tanto así, que de llegar Biden a la presidencia, cambiaría el panorama legal, e incluso podría llegar a ser innecesaria la consideración del tribunal.

Sin embargo, con la posible llegada de Amy Coney Barrett a la Corte, la balanza también podría inclinarse a favor de Trump; ella consolidaría la mayoría conservadora del tribunal, lo que sería determinante no sólo para la política migratoria del mandatario, también para la toma de decisiones en temas como el aborto, el Obamacare, y el porte de armas.

Además, no hay que olvidar que fue la misma administración de Trump la que solicitó a la Corte estudiar estos casos sobre migración. Esto luego de que el tribunal de apelaciones del Noveno Circuito en California consideró ilegal que se utilizaran fondos destinados al Departamento de Defensa en el muro.

Y es que su insistencia en la construcción de la barrera fronteriza llegó a tal punto, que el mandatario declaró una “emergencia nacional” en febrero de 2019 para recurrir al presupuesto militar después de que la oposición demócrata en el Congreso se negara a autorizar los montos necesarios para levantar el muro. La construcción continuó, sin embargo, porque en julio de 2019 la Corte Suprema había permitido que avanzara mientras se resolvía el litigio. Una pequeña victoria para Trump.

También le puede interesar: Hanna, la tormenta tropical que le tumbó a Trump parte del muro en la frontera con México

En redes sociales, el Proyecto de Seguridad Nacional en la Unión de Libertades Civiles (ACLU) insistió en que “Trump no ha logrado que el Congreso financie su obsesión xenófoba por el muro. Y cada tribunal inferior ha encontrado que el presidente no tiene autoridad para gastar miles de millones de dólares de los contribuyentes en la construcción”.

¿Cómo va el muro?

Con el tiempo en contra, Donald Trump empeñó todos los esfuerzos para acabar la construcción del muro antes de las elecciones del 3 de noviembre. Los equipos de construcción ahora agregan casi dos millas por día, según información del Washington Post.

“Esta es la estructura de muro fronterizo más potente y completa en cualquier parte del mundo. Tiene tecnología que nadie creería; entre sensores y cámaras (...) Durante los últimos dos meses, hemos visto los números más bajos de cruces fronterizos ilegales en muchos años. La inmigración ilegal ha bajado un 84 % desde el año pasado”, dijo el mandatario en junio de este año.

La administración de Trump ha instalado más de 370 millas hasta ahora. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos informó que siguen en camino para terminar al menos 450 millas para fines de 2020.

“Quédate en México"

La Corte Suprema también accedió este lunes a examinar el programa conocido como “Quédate en México”, por el cual el gobierno de Trump dispuso que los solicitantes de asilo que llegaran a la frontera sur del país deben esperar en México la resolución de sus casos.

Esta política, formalmente denominada Protocolos de Protección al Migrante (MPP), fue anunciada en diciembre de 2018 e implementada un mes después. Desde entonces, al menos unos 60.000 migrantes, la mayoría provenientes de Centroamérica y otros países latinoamericanos, regresaron a México.

Una decisión del mismo tribunal de apelaciones del Noveno Circuito de California ratificó el fallo de un juez federal de suspender los MPP por considerarlos inconsistentes con la legislación estadounidense y con tratados internacionales.

De hecho, Amnistía Internacional Estados Unidos insistió en que “en múltiples viajes a la frontera entre México y Estados Unidos, esta organización escuchó de primera mano historias de mujeres embarazadas, personas LGBTI, niños y personas con discapacidad que sufrieron abusos mientras esperaban en México”.

Amnistía Internacional informó que permanecer en México también ha creado una crisis de debido proceso, “en la que menos del 5% de los solicitantes de asilo pueden acceder a representación legal, a pesar de que sus procedimientos a menudo son una cuestión de vida o muerte”.

También le puede interesar: ¿Cómo los corruptos de América Latina evitan las autoridades migratorias en EE.UU.?

Sin embargo, la Casa Blanca emitió un comunicado donde alega que el MPP ha tenido un gran éxito, “incluso al reducir las cargas sobre las comunidades de Estados Unidos y aliviar la crisis humanitaria en la frontera sur. Si se permite que el fallo de hoy se mantenga, estos éxitos se revertirán, lo que amenaza con inundar el sistema de inmigración de la nación, presenta un riesgo de entrada de coronavirus sin control, daña profundamente nuestra relación positiva con el Gobierno de México y otros socios regionales, y reaviva la situación humanitaria y de seguridad. crisis en la frontera”, se lee en el comunicado.

Trump ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una de las marcas distintivas de su presidencia, pero casi todas sus medidas han sido impugnadas en los tribunales, con resultados variables

¿Qué propone Biden?

Detener la construcción del muro fronterizo, llevar recursos humanitarios a la frontera, y poner fin a las llamadas “prohibiciones musulmanas” que restringen el ingreso de ciertos extranjeros a Estados Unidos, son algunas de las propuestas de Joe Biden para llegar a la Casa Blanca; todas en contravía a la política migratoria impulsada por Trump.

“Su obsesión por construir un muro no hace nada para abordar los desafíos de seguridad, mientras les cuesta a los contribuyentes miles de millones de dólares”, dijo Biden en su campaña. Este sería el panorama en caso de que el candidato demócrata llegue a la presidencia.

*Con información de agencias

Comparte en redes: