¿Qué se puede esperar de los diálogos entre la oposición y el gobierno venezolanos?

Los antichavistas llegan divididos a la reunión en la que buscan que el régimen les dé garantías electorales para las presidenciales de 2018.

AFP

Danilo Medina, presidente de República Dominicana y anfitrión del diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición fue prudente al expresar sus expectativas: "tenemos la esperanza de que podamos sacar algo importante para el pueblo de Venezuela".

Los diálogos que empiezan mañana en la capital dominicana son, en parte, producto de su gestión y la del expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

A pesar de que el encuentro ha sido criticado por líderes antichavistas como María Corina Machado o Antonio Ledezma, que lo consideran una estrategia del Gobierno opera buscar legitimidad internacional, muchos diputados de oposición se reunirán hasta el sábado con los delegados de Maduro con el fin de buscar garantías electorales en los comicios presidenciales previstos para 2018.

(Lea también: Oposición venezolana cree en voluntad de diálogo de Maduro)

El lunes pasado, el canciller dominicano, Miguel Vargas, afirmó que "ya están consensuados" los seis puntos principales de la agenda del proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición.

Las conversaciones contarán con la participación de los países acompañantes del proceso, representados por sus cancilleres.

Chile, México y Paraguay son los países observadores del diálogo a instancia de la oposición, mientras que Bolivia y Nicaragua son los invitados por el Gobierno de Nicolás Maduro.

No obstante, Paraguay no participará en estas reuniones debido a los procesos internos en ese país por las elecciones del 17 de diciembre, según informó ayer en Caracas un portavoz de la alianza antichavista Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La alianza opositora MUD acudirá al diálogo con una delegación presidida por el jefe del Parlamento, Julio Borges, y en la que estarán representados sectores económicos y de la sociedad civil.

Por parte del Gobierno venezolano está previsto que asistan la presidenta de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, el ministro de Comunicación y Cultura, Jorge Rodríguez, y el ministro de Educación, Elías Jaua.

La oposición ha dicho que sus principales demandas en el diálogo son la apertura de un canal humanitario que permita el envío de medicinas y alimentos, un cambio en la composición del Consejo Electoral, la liberación de los encarcelados que consideran son "presos políticos", y la restitución de unos poderes constitucionales de los que fue despojado el Parlamento.

-expectativa por los presos políticos-

Un grupo de familiares de venezolanos encarcelados, considerados "presos políticos" por la oposición y por organizaciones pro derechos humanos, esperan que el nuevo proceso de diálogo político arroje excarcelaciones.

"Reiteramos nuestro pedido y es inequívoco: exigimos la libertad de todos los presos políticos de Venezuela", según un comunicado del grupo que fue difundido hoy por el partido Voluntad

Popular (VP), que participará en las conversaciones.

Los firmantes del comunicado denuncian que en el país petrolero "no existe estado de derecho", y acusan a la llamada revolución bolivariana de aplicar "persecución política para silenciar a los que piensan diferente".

"Nuestros familiares han sido víctimas de tratos crueles e inhumanos, aun así han resistido con dignidad sin doblegar sus principios ni sus ideales. Ellos lo han dado todo, hasta su libertad, para rescatar la democracia", prosigue el escrito.

(Le puede interesar: La desconfianza de la oposición venezolana)

La reunión se da apenas unas semanas de la huida de Antonio Ledezma, el antiguo alcalde de caracas que se había convertido en uno de los presos político más emblemáticos de Venezuela.

“Hoy se nos escapó Antonio Ledezma, el ‘vampiro’ volando libre por el mundo, se fue protegido a España a vivir la gran vida, a ir a tomar vino a la Gran Vía. Que no nos lo devuelvan”, dijo entonces Nicolás Maduro.

Está por verse hasta qué punto la fuga de Ledezma va a afectar las condiciones del resto de presos políticos frente a los que l oposición puede hacer muy poco.

Lejos de mostrarlos en una posición fuerte para enfrentar al chavismo, los diálogos que empiezan mañana descubrieron la fragilidad y las fracturas al interior de la coalición opositora venezolana. Las expectativas frente a la reunión son modestas.

últimas noticias