¿Qué significa la liberación del líder opositor, Anwar Ibrahim, en Malasia?

A pesar de tener la posibilidad de ocupar la presidencia del país, Ibrahim aseguró que no tiene afán y que antes quiere estar con su familia y dictar algunas conferencias en Estados Unidos.

¿Qué significa la liberación del líder opositor, Anwar Ibrahim, en Malasia?
El líder opositor Anwar Ibrahim.EFE

El exlíder de la oposición de Malasia, Anwar Ibrahim, fue liberado este miércoles tras recibir un indulto real, lo que habilita su retorno a la política para suceder a mediano plazo al nuevo primer ministro de 92 años, Mahathir Mohamad, vencedor de las elecciones legislativas del pasado 9 de mayo. Ibrahim, sin embargo, aseguró que todavía no está listo y que antes quiere estar con su familia.

De 70 años, Anwar salió de un hospital de la capital, Kuala Lumpur, donde había ingresado para una operación de hombro. Desde 2015, había estado en la cárcel purgando una condena de cinco por sodomía, un crimen en este país del sudeste asiático de mayoría musulmana.

Sonriente y vestido con un traje negro, Anwar saludó a la multitud de periodistas antes de marcharse en un vehículo para una audiencia con el rey de Malasia. 

(Le puede interesar: Esta es la teoría que resolvería el misterio del avión desaparecido de Malasya Airlines)

Su liberación supone un espectacular vuelco de la situación política en este multiétnico país de 32 millones de habitantes, después de la histórica derrota en las legislativas del pasado 9 de mayo de la coalición en el poder desde la independencia de la excolonia británica en 1957, encabezada por Najib Razak, primer ministro bajo el cual había sido encarcelado Anwar.

Las elecciones fueron ganadas inesperadamente por la coalición de oposición liderada por Mahathir Mohamad y apoyada por Anwar.

Desbordado por el enorme escándalo de desvío de fondos en el cual se enreda Najib Razak, Mahathir se unió a la oposición y pasó a encabezar una coalición integrada por numerosos políticos que se opusieron a él cuando fue un autoritario jefe de Gobierno (1981-2003).

El aspecto más espectacular del retorno de Mahathir al frente de la escena política fue su reconciliación con Anwar, su exenemigo jurado, para desalojar a Najib Razak. Durante la campaña, Mahathir se comprometió, en caso de vencer en las legislativas que le permitiría ser primer ministro, dar paso a Anwar cuando fuera liberado.

- "Conspiración política" -

Convertido en primer ministro por segunda vez (ya ocupó el cargo entre 1981-2003), Mahathir declaró esta semana que estaría uno o dos años.

 Anwar Ibrahim fue la mano derecha de Mahathir en los años 1990 hasta ser despedido en 1998 por las diferencias políticas existentes entre ambos.

(Lea también: El malasio Mahathir se convierte en el primer ministro más anciano del mundo)

Condenado en 1999 a seis años de prisión por corrupción y sodomía, Anwar impugnó enérgicamente estos cargos. El caso provocó las manifestaciones antigubernamentales más importantes del país. Posteriormente, Anwar fue liberado de la acusación de sodomía.

Tras su liberación, se convirtió en un carismático dirigente de la oposición, que consiguió bajo su liderazgo resultados sin precedentes en las elecciones, prometiendo poner fin a la corrupción y a las violaciones de libertades en el país. Pero en 2015 Anwar fue condenado nuevamente, esta vez en el mandato de Najib, a cinco años de prisión por sodomía, en un juicio tan polémico como el anterior.

Entonces denunció una "conspiración política" por parte del régimen de Najib Razak para apartarle de la vida política.

Ahora, aseguró: "Me voy a tomar un descanso para impartir una serie de conferencias en Harvard, Georgetown y en unos pocos países musulmanes". Posteriormente podría convertirse en el nuevo presidente.