¿Quién es Kaies Said, el nuevo presidente de Túnez?

En una ceremonia celebrada en el Parlamento de Túnez, el jurista de 63 años, advirtió que una de sus prioridades será preservar las riquezas nacionales y recalcó que no permitirá actividad alguna fuera de la ley.

El nuevo presidente de Túnez durante la ceremonia de posesión. AFP

El ultraconservador Kaies Said juró este miércoles el cargo como nuevo presidente de la República de Túnez y se convirtió en el segundo elegido de forma democrática desde la caída en 2011 de la dictadura de Zinedin el Abidin Ben Ali. "Ninguna persona podrá privar a los tunecinos de su libertad bajo pretexto alguno. Una libertad por las que los tunecinos han pagado un precio muy alto", afirmó en un discurso muy conservador y de tintes nacionalistas.

Profesor universitario de Derecho Constitucional, Said ganó por sorpresa la primera vuelta de las presidenciales celebrada el pasado 15 de septiembre con una imagen de hombre honesto, independiente de la política tradicional, y asido a la reivindicación de la "Casbah I", el movimiento libertario ciudadano de marzo de 2011.

Le puede interesar: La muerte del Presidente de Túnez no detiene la transición en ese país

Apenas un mes después, derrotó con amplitud en la segunda vuelta a su rival, el populista magnate de la televisión Nabil Karoui, en un controvertido proceso electoral condicionado por el encarcelamiento preventivo de este último, acusado de evasión fiscal y blanqueo de dinero.

Karoui, que lideraba las encuestas dos meses antes de la campaña, fue encarcelado el 23 de agosto, semanas después de que fracasara una reforma electoral impulsada por el gobierno para cambiar varios de los requisitos para ser candidato, que de haber sido aprobada le habría dejado fuera de la carrera.

El multimillonario fue liberado cuatro días antes de la segunda votación, 24 horas después de que amenazara con impugnar todo el proceso electoral.

Said, que había suspendido la campaña para no poder ser acusado de "competencia desigual" -como denunciaba la Unión Europea- ganó con el 72 por ciento de los votos tras ilusionar a los jóvenes pese a su discurso conservador y recibir el apoyo de la mayoría de los candidatos y partidos a los que derrotó.

Su mandato empieza entre la ilusión que ha despertado y las dudas que se perciben para que pueda cumplir su programa, ya que las atribuciones del presidente de la República son muy limitadas y carece de un partido político que le pueda ayudar en la Cámara.

Una de sus propuestas estrella de mayor reto es la descentralización del país, para lo que necesita el apoyo de Parlamento, dominado por el partido conservador de tendencia islamista "Ennahda", al que debe encargar la formación del nuevo gobierno.

Ver más: Murió Zine El Abidine Ben Alí, primer presidente derrocado en la Primavera Árabe

Otras, como la supresión del estado de Emergencia, en vigor desde 2015, o la formación definitiva del Tribunal Constitucional si están en su mano y marcarán el camino a recorrer para un presidente al que muchos consideran el "padre de la nueva revolución" tunecina o el "hombre que completará la iniciada en 2011".

No obstante, Said se declara favorable a la pena de muerte, considera que la homosexualidad es un mal introducido por los extranjeros en la sociedad tunecina y expresa sus dudas sobre leyes de igualdad como la que equipara el derecho a la herencia, que contradice la ley islámica o Sharía.

887403

2019-10-23T07:55:36-05:00

article

2019-10-23T07:55:36-05:00

alagos_86

none

EFE

El Mundo

¿Quién es Kaies Said, el nuevo presidente de Túnez?

54

3659

3713