¿Quién es la joven colombiana capturada en Suiza por pertenecer al Estado Islámico?

La Revista Semana corroboró la identidad de la joven de 23 años, capturada en Suiza junto con su novio, quien, según dijeron sus familiares, la indujo a la radicalización.

Pixabay

Cuando tenía seis años de edad, Ana Paula Echeverría González abandonó Yumbo, en el Valle del Cauca, para acompañar a su mamá, Luz María, en su esfuerzo por buscar una mejor vida por fuera del país. Llegaron a Suiza, donde vivía una de las tías maternas y allá se quedaron.

(Le puede interesar: ¿Por qué hay una monja colombiana secuestrada por EI?)

Así empieza la historia de la mujer colombiana que fue capturada por las autoridades francesas y suizas, por sus presuntos vínculos con la organización terrorista del Estado Islámico (EI). 

El siete de noviembre, autoridades de ambos países anunciaron 10 capturas como el resultado de una operación conjunta, que busca desmantelar la presencia de EI en su territorio. Entre los nombres de los detenidos, estaba el de la colombiana. La Revista Semana encontró a su familia en Yombo y consiguió dotos de Echeverría durante su infancia, algunos de ellas asistiendo a la Primera Comunión, ritual que sus familiares mostraron como prueba de su fe cristiana y sus valores morales.

Para ellos, fue su pareja el responsable de que Echeverría hoy se encuentre tras las rejas. De acuerdo con declaraciones de varios de sus familiares a la Revista Semana, ella es "noble, delicada, pero muy influenciable". 

Lo conoció hace 4 años. Se llama Milutin Jakovljevic y es un joven bosnio-croata de 27 años. Incluso, la familia alcanzó a conocerlo durante un paseo que hizo la pareja por Colombia. Les pareció amable y muy guapo. Una de las primas de Echeverría le contó a Semana que, al ser un hombre fornido y de ojos café, había sido de todo el gusto de la colombiana. 

Con el tiempo, Jakovljevic empezó a tener un cambio en su comportamiento y los familiares de Echeverría pudieron notar que ella cambiaba de la mano de él. Empezó a usar Burka y cerró sus redes sociales, después de que él se lo pidiera. Incluso, Luz María, la mamá, se vio obligad a distanciarse de la pareja como consecuencia.

Echeverría permanecerá en prisión mientras se adelanta la investigación y la justicia define su futuro.