Quién es quién en la clase política de Líbano que desató las violentas protestas

Los libaneses reclaman, en una protesta generalizada, el reemplazo completo de una clase política que ha permanecido en el poder casi sin cambios desde la guerra civil (1975-1990). Treinta años después, muchos de los líderes de la época siguen presentes. Los que murieron o son demasiado viejos fueron reemplazados por otros miembros de sus familias. Estos son los principales actores que comparten el poder en Líbano.

Saad Hariri, primer ministro de Líbano. EFE

Michel Aoun (y su yerno)

 

Michel Aoun, un general retirado de 84 años, fue elegido en 2016 decimotercer presidente de Líbano.  Cristiano maronita, fue la punta de lanza de la oposición a la presencia militar siria al lanzar en 1989 una "guerra de liberación", que fracasó luego de meses de combates.

Expulsado del país por Siria, entonces potencia de tutela, y obligado a un largo exilio en Francia, volvió al Líbano tras la retirada en 2005 de las tropas sirias, y regresó luego al poder, apoyado por sus antiguos enemigos.

Le puede interesar: Líbano: tres días de graves protestas por alza de impuestos

Tras haber fustigado el nepotismo, nombró ministro a su yerno, Gebran Bassil, y lo impuso al frente de su partido. Actual ministro de Relaciones Exteriores, Bassil, de 50 años, ocupó antes las carteras de Energía y Telecomunicaciones. Acusado de haberse enriquecido rápidamente, es el más abucheado por los manifestantes, junto con el jefe parlamentario Nabih Berri.

Saad Hariri

 

El primer ministro y jefe del Partido Corriente del Futuro, es, a los 49 años, el heredero político de una influyente familia sunita. Su padre, el multimillonario Rafic Hariri, exprimer ministro, fue asesinado en 2005 en un atentado en Beirut.

Hariri nació en Arabia Saudita, donde su padre hizo fortuna. Dirigía el gigante de la construcción Saudi Oger -que ya no existe-, cuando la familia le pidió en 2005 que asumiera responsabilidades políticas. Ha sido primer ministro varias veces.

Ver más: Graves protestas en Chile por aumento de tarifa del metro

Nabih Berri

De 81 años, Nabih Berri es la cabeza del parlamento desde 1992, un récord. Fue reelegido en 2018 para un nuevo periodo de cuatro años. Es el principal representante político de la comunidad chiita, la más grande del país. 

Ex jefe de la milicia Amal, es un aliado tradicional de Siria. Fue ministro cinco veces entre 1984 y 1992 antes de ser diputado y luego presidente del parlamento. Sus detractores lo acusan de enriquecerse a expensas del Estado y de hacer clientelismo.

Desde 1992, comparte el poder en el seno de la comunidad chiíta con el jefe del Hezbolá movimiento pro-iraní, Hasán Nasralá. 

Walid Joumblatt

 

Heredero de una de las más viejas dinastías políticas libanesas, el jefe druso Walid Joumblatt, de 70 años, tomó el relevo de su padre Kamal Joumblatt, asesinado cerca de un puesto de control sirio en 1977.

Walid Joumblatt fue también fue jefe de milicia y dirige el Partido Socialista Progresista. Lo llaman "el camaleón" por sus inagotables maniobras políticas. Los fines de semana, celebra audiencias en su región natal donde miembros de su comunidad van a pedirle consejo. Su partido está representado en el actual gobierno y "legó" su silla de diputado a su hijo Teymour.

Ver más: ¿Por qué nadie habla de las graves protestas en Irak?

Geagea, Frangie, Gemayel 

 

Samir Geagea, de 56 años, dirigió durante la guerra civil las Fuerzas Libanesas (FL) tras el asesinato del presidente electo Bachir Gemayel en 1982.  Detractor del régimen de Damasco, es el único "señor de la guerra" que ha sido condenado, después del paso de Líbano bajo tutela siria, a 11 años de prisión en 1994. En 2005 regresó a la vida política.

Fue acusado por otro líder cristiano, Sleiman Frangié, que dirige un clan rival cercano a Siria, de haber participado en 1978 en el asesinato de los psdres y hermana de Frangié, algo que las FL desmienten.

Samir Geagea y Sleiman Frangié, que es diputado y nieto de un ex presidente, lograron una reconciliación espectacular en 2018. La vieja dinastía de los Gemayel sigue estando representada por Sami Gemayel, diputado y presidente del partido falangista. Es el hijo de Amín, presidente de 1982 a 1988. Su primo Nadim, hijo de Bachir Gemayel, es, a su vez, diputado. 

887042

2019-10-21T10:29:38-05:00

article

2019-10-21T10:29:38-05:00

alagos_86

none

EFE

El Mundo

Quién es quién en la clase política de Líbano que desató las violentas protestas

85

4921

5006