¿Quién está detrás del intento de asesinato del exespía ruso?

La novela crece: las autoridades confirman que Sergei Skripal y su hija fueron envenenados con un agente nervioso. ¿Qué provoca a una persona ser expuesta a una sustancia de estas?

La policía británica afirmó hoy que centra sus esfuerzos en averiguar quién está detrás del intento de asesinato del exespía ruso Sergei Skripal.AFP

El gas sarín es el más conocido de los agentes nerviosos. Se trata de una potente sustancia neurotóxica, inodora e invisible, que aunque no sea inhalada, su simple contacto con la piel bloquea la transmisión del influjo nervioso y conduce a la muerte por paro cardiorespiratorio. Antes las víctimas sufren violentos dolores de cabeza, presentan pupilas dilatadas, sufren convulsiones y caen en coma. 

Síntomas que padecieron el exespía ruso Sergei Skripal, de 66 años y su hija, Yila de 33 años, el domingo 4 de marzo,en un banco de un centro comercial en Salisbury, una ciudad del condado de Wiltshire en el sur de Inglaterra.

Los dos están todavía en estado crítico en un hospital británico. Desde lo sucedido, las autoridades han estado investigando la sustancia desconocida. Mark Rowley, el comandante de la policía contraterrorista británica confirmó que usaron un agente nervioso en el ataque, sin especificar cuál. Los más conocidos son el VX y el sarín: se usó el VX para asesinar a Kim Jong-Nam, el medio hermano del líder norcoreano Kim Jong-Un, en febrero de 2017.

Richard Galpin, corresponsal de la BBC, notó que normalmente ni bandas ni grupos terroristas son capaces de crear un agente nervioso: “normalmente fabrican agentes nerviosos en laboratorios especiales controlados por gobiernos. Inevitablemente eso significa que la sospecha ya se concentrará en Rusia”.

El profesor Malcom Sperrin del Instituto británico de física e ingeniería en medicina afirmó a la BBC que los síntomas de exposición a un agente nervioso incluyen: “paro respiratorio, fallo cardiaco, sacudida o espasmo”, y aunque la exposición puede ser fatal, una exposición a una dosis menor no sería necesariamente letal.

Rowley confirmó también que las víctimas fueron definitivamente el objetivo del ataque: “creemos que las dos personas que han enfermado fueron elegidas como objetivo de forma específica”, y que el incidente constituyó “un intento de asesinato”.

"Además, desgraciadamente, un agente de policía que fue uno de los primeros en llegar a la escena en respuesta al incidente, está también en el hospital en estado grave", añadió Rowley, aunque no hay riesgo de generalizado para la salud pública.

Este miércoles el comité de emergencias COBRA fue convocado para discutir el tema, presidido por Amber Rudd, ministra del Interior. Rudd aseguró después de la reunión: “quiero que esta investigación responde a evidencia y no a rumores”.

¿Beneficiaría a Putin la muerte de Skripal?

Bruce Jones, especialista en Rusia del centro de estudio militar británico, declaró a la AFP que aunque el hecho de atacar a un espía que fue intercambiado es “algo nuevo”, el ataque representaría “un castigo, una advertencia a quienes piensen traicionar, y una manera de desestabilizar al Reino Unido, muy hostil a Rusia”.

Yuri Felshtinsky, un historiador cercano a Alexander Litvinenko, el exespía ruso asesinado en Londres en 2006, afirmó al IBTimes UK: “En el contexto de la elección presidencial rusa, lleva la marca de un asesinato de Putin. Es un aviso al FSB (los servicios secretos rusos) de que todo traidor será perseguido y asesinado". "El veneno es el método favorito del FSB", los servicios secretos rusos, agregó el historiador.

El supuesto asesino de Litvinenko, Andrei Lugovoi, aseguró al Interfax, la agencia de noticias rusa, que el Reino Unido “sufre de fobias” y que “cazar a una persona perdonada sería absurdo”.

Lugovoi fue condenado en 2007 por el asesino de Alexander Litvinenko el año precedente, pero Moscú rehusó entregarle al Reino Unido.

Alexander Golts, analista militar ruso ofreció a la AFP una otra visión de los hechos: “tampoco hay que olvidar que la gente como Skripal tiene un espíritu aventurero, nadie sabe en qué aventura pudo meterse en Gran Bretaña”.

Scotland Yard dijo que cientos de agentes se encuentran trabajando para esclarecer lo sucedido y que el trabajo policial en Salisbury podría alargarse varios días más e instó a cualquiera que visitara la localidad inglesa el pasado domingo a ponerse en contacto con ellos para aportar cualquier tipo de información que pudiera ser de utilidad.