Quiénes son los dos Alvarado que se enfrentan por la presidencia en Costa Rica

El próximo 1 de abril es la segunda vuelta que promete seguir marcada por la polarización.

Carlos Alvarado del Partido de Acción CiudadanaEFE

Aunque tienen el mismo apellido ambos se ubican en extremos opuestos del espectro político. Fabricio Alvarado es el candidato del conservador Partido de Restauración Nacional (PRN). Carlos Alvarado pertenece al oficialista Partido de Acción Ciudadana (PAC).

Este domingo 4 de febrero se decidió dentro de una baraja de 13 candidatos los finalistas a la contienda por la presidencia del país centroamericano. La polaridad es la tendencia, algo nada sorpréndete en la política mundial de los últimos años.

Ambos pasaron por la misma facultad y empresa de comunicación. Pero mientras Fabricio Alvarado se volvió cantante y pastor cristiano, el liberal Carlos Alvarado es un amante de la literatura que ya ha escrito 4 novelas, cuenta la BBC. Lea también: Discurso contra parejas del mismo sexo impulsa campaña presidencial de predicador costarricense

Su formación profesional y apellido es todo lo que tienen en común. Aunque también ambos empezaron siendo coleros de las encuestas, los catapultó el debate alrededor de los derechos de la comunidad LGBTI, en especial el de la aprobación del matrimonio igualitario y la opinión a favor de los derechos de esta comunidad de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Fabricio Alvarado se abanderó de los valores de la familia y la región y su opositor de izquierda, Carlos Alvarado, aseguró, según el mismo medio inglés, que las elecciones parecían “un concurso de quién es más conservador o más intolerante”, sin tomar en cuenta las “verdaderas necesidades” del país.

“Este resultado dejó algo muy claro a los políticos tradicionales y es que nunca más se metan con la familia. Nuca más”, dijo el candidato de la derecha luego de la votación de ayer en la que alcanzo el 24.7%.

El representante del Partido Restauración Nacional tiene 43 años y durante 15 fue parte activa de la Iglesia Centro Mundial de Adoración que lideró junto a su esposa y sus dos hijas. También es cantante de música cristiana y fue presentador del noticiero Mundo Cristiano de la cadena CBN y también locutor de un programa religioso.

Dio su salto a la política también ayudado por el pastor y fundador de su partido Carlos Avendaño. En 2014 obtuvo el único escaño de su partido en la Asamblea Nacional. Y una vez allí conformó el llamado “bloque pro-vida” junto con otros asambleístas cristianos.

Coalición que se ha opuesto a la legalización del matrimonio de parejas del mismo sexo, al aborto y la inseminación artificial. Lea también: Así es Costa Rica, que elige hoy presidente

En 2015 presentó un recurso para hacer inconstitucional el decreto presidencial para la regularización de la fecundación in vitro que suspendió su puesta en marcha en el país.

Y recientemente la declaración de la CIDH, a favor de las uniones homosexuales en el continente, le ayudó a ascender en las encuestas. Añadiendo, además, que si ganaba la presidencia sacaría a este organismo de su país.

También ha prometido reformar el sistema educativo, luchar contrala corrupción, reducir el gobierno e invertir en infraestructura para impulsar el desarrollo.

Por otro lado, Carlos Alvarado consiguió el 21.74% de los votos. “Fue con el primer gobierno del PAC con el que Costa Rica está superando los problemas, cosas importantes como el combate a la pobreza”, dijo el candidato luego de los resultados de este domingo.

Prometió mantener la iniciativa del cambio que el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís, perteneciente también al PAC, hizo al realizar recortes sustantivos de las pensiones de lujo”, pagar la deuda y “no agregar privilegios, sino quitarlos”, añadió en su discurso.

Con apenas cuatro años de experiencia en el servicio público y 37 años, fue asesor de su partido en la Asamblea en entre el periodo 2006 y 2010. También ocupó un cargo gerencial en Procter and Gamble Latinoamérica y fue jefe de campaña del ahora presidente Solís.

Fue el primer mandatario quien le dio el beneplácito para que comenzara su carrera política. Al inicio de su gobierno, Solís lo nombró presidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Ministro además de Desarrollo Humano e Inclusión social y dos años después a cargo de la cartera de Trabajo.  Tiene un master en ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica y otro en estudios de Desarrollo en la Universidad Sussex en Reino Unido.

Su partido no ha salido mal librado por los casos de corrupción recientemente difundidos, ocurrido presuntamente en la presidencia de Solís. Pero el Alvarado de la izquierda se muestra a favor de los derechos de la comunidad LGBTI, entre ellos el considerar legal el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La opinión de la CIDH fue, para muchos, determinante en la contienda electoral que catapultó a Fabricio Alvarado y que unió a católicos conservadores con el creciente número de protestantes o evangélicos del país, dice a la BBC Juan Carlos Hidalgo, analista para América Latina del Instituto CATO.

Esa misma decisión hizo que “los votantes más progresistas, principalmente menores de 40”, dieran su apoyo a Carlos Alvarado, asegura también Hidalgo.

Quien sea que gane el próximo 1 de abril deberá emprender un duro camino de alianzas que hasta ahora no se ven ni claras ni fuertes, en emdio de una polarización que tiene visos de seguir aún después de ser elegido el presidente.