Justicia de Ecuador confirma en última instancia condena contra Correa

Noticias destacadas de El Mundo

La justicia de Ecuador confirmó el lunes, en última instancia, la condena a ocho años de cárcel contra el expresidente Rafael Correa por corrupción, lo que significa su muerte política cuando aspira a participar en los comicios de febrero, según informó la Fiscalía.

Las intenciones de Rafael Correa de regresar a la política ecuatoriana fueron boqueadas definitivamente por la justicia ecuatoriana, cuando hoy se rataficó en la última instancia la condena de ocho años de cárcel en su contra. Junto al expresidente también fueron condenados Jorge Glas, estrecho colaborador del exmandatario.

Un tribunal de la suprema Corte Nacional “por voto de mayoría (...) rechaza los recursos de casación interpuestos por los recurrentes, y ratifica la sentencia por cohecho” dictada en abril contra Correa y una decena de excolaboradores, indicó el ente acusador a través de su cuenta en Twitter.

Según la justicia ecuatoriana, los culpables instigaron a “Pamela Martínez, exasesora presidencial de Correa, para que arme la distribución de los sobornos y el sistema ilícito en una oficina paralela a la Presidencia de la República”.

Le puede interesar: Expresidente Rafael Correa, condenado a ocho años de prisión por corrupción

Además, agregó: “Jorge Glas instigó desde sectores estratégicos y luego como Vicepresidente de la República y líder de su movimiento político, para que a través de Pamela Martínez obtenga recursos económicos para el beneficio propio y de su movimiento político”.

Correa había sido acusado de haber liderado una red de corrupción entre 2012 y 2016 mediante la cual recibió “aportes indebidos” en el palacio presidencial de Carondelet, para la financiación irregular de su movimiento político, el izquierdista Alianza País, a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a varias empresas, entre ellas Odebrecht.

Por este escándalo se abrió el caso conocido como “Sobornos 2012-2016”. En las audiencias previas a inicios de marzo, la fiscal general, Diana Salazar, acusó al exmandatario de haber dado las órdenes para que se cometiera el delito sin necesidad de participar directamente: “Todo estaba organizado desde arriba”, dijo.

Correa, quien se encuentra prófugo de la justicia ha calificado, “de payasada” el juicio y su defensa cuestionado la imparcialidad de los jueces, así como supuestas irregularidades de procedimiento en tiempo y forma.

Comparte en redes: