Rescatados 11 de los mineros atrapados en una mina de oro en China

Noticias destacadas de El Mundo

Tras el rescate de estos 11 mineros, aún quedan diez más atrapados desde la explosión ocurrida el 10 de enero en la mina de oro de Qixia, en la provincia de Shandong.

Los equipos de socorro rescataron este domingo a 11 mineros atrapados desde hace dos semanas a centenares de metros de profundidad en una mina de oro del este de China, mientras se libra una carrera contrarreloj para salvar a los diez restantes. El primero de los mineros fue subido a la superficie a las once de la mañana (hora local), según informó la televisión estatal CCTV. A lo largo de la jornada, fueron rescatados otros diez trabajadores.

La situación de los mineros y la operación de rescate llevada a cabo genera una enorme emoción y atención mediática en todo el país. Este rápido progreso en las operaciones de rescate fue posible gracias a que quedó súbitamente liberado un conducto de ventilación de la mina, según la agencia de prensa china Xinhua, que cita el centro de mando de esas operaciones.

El primero de los mineros rescatados, “físicamente débil”, fue llevado a un hospital, precisó CCTV. Los socorristas tratan desde hace dos semanas de rescatar a los trabajadores bloqueados a varios centenares de metros bajo tierra, y amenazados por una crecida de las aguas.

Ver más: El mundo digital que encuentra Joe Biden después de Trump

Uno de los mineros atrapados falleció la semana pasada debido a las heridas que había sufrido. La deflagración obstruyó el pozo de ventilación y dañó el teleférico que permitía a los mineros subir a la superficie.

Caen los obstáculos

El domingo por la mañana, los enormes obstáculos que obstruían el pozo cayeron al fondo, lo que facilitó “que los mineros fueran subidos” a la superficie y que se suspendieran las operaciones de perforación. Las imágenes de televisión pública mostraron inicialmente este domingo cómo una enorme perforadora subía a la superficie una carretilla con socorristas y un hombre con mascarilla, que parecía incapaz de mantenerse de pie.

Este primer minero fue hallado cuando los rescatistas intentaban llegar a un grupo de diez mineros. Un contacto había sido establecido hace una semana con éstos, atrapados a unos 580 metros de profundidad. Otro minero de este grupo murió debido a las heridas que provocó la explosión.

Gracias a un cable metálico que fue introducido a través de un conducto perforado en la roca, los socorristas pudieron enviar víveres, medicamentos y teléfonos a este grupo de mineros hallados. Luego las imágenes mostraron a los rescatistas extrayendo a los demás mineros, que llevaban gafas oscuras para protegerse de la luz. Uno de ellos había unido sus manos y parecía rezar.

Las operaciones de perforación habían sido complicadas por la estructura geológica del suelo, formada por rocas particularmente duras como el granito.

Los equipos de socorro habían estimado el viernes que serían necesarias al menos dos semanas para liberar al conjunto de los trabajadores pese al ritmo frenético de las labores de perforación.

Aunque la seguridad de las minas ha mejorado considerablemente en las últimas décadas, todavía hay muchos accidentes en China donde a menudo son ignoradas las medidas de seguridad. En diciembre, 23 mineros perdieron la vida en una mina de carbón en Chongqing (suroeste).

Comparte en redes: