Rusia: no hay "ni una sola prueba" de injerencia en elecciones de EE.UU.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, se refirió a las imputaciones contra el abogado Paul Manafort y a su socio Rick Gates, acusados por la trama rusa.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. /AFP

No existe "ni una sola prueba" de injerencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, afirmó este martes el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov. (Le puede interesar: Guía para entender la trama rusa de Estados Unidos)

"Se nos acusa, sin una sola prueba, de injerencia en las elecciones no solamente en Estados Unidos sino en otros países", dijo Lavrov en una conferencia de prensa en Moscú, al día siguiente de la imputación de tres integrantes del equipo de la campaña presidencial de Donald Trump por sus contactos con Rusia.

El fiscal especial Robert Muller imputó al abogado Paul Manafort y a su socio Rick Gates por 12 cargos que no están relacionados directamente con actividades del comité electoral de Trump, sino con delitos cometidos mientras Manafort dirigía la campaña presidencial.

Paralelamente, George Papadopoulos, asesor de política exterior de la campaña de Trump, admitió haber sostenido reuniones con funcionarios rusos que ofrecían información "sucia" sobre la candidata demócrata Hillary Clinton y se declaró culpable de haber mentido al respecto a agentes del FBI.

El acta de inculpación de 31 páginas no sugiere colusión entre el equipo del candidato Trump y Rusia para favorecer su elección.

En cambio, la acusación contra Papadopoulos es la principal evidencia de esa posible colusión.

últimas noticias