¿Sabía que un bebé que nace hoy en Caracas tiene 13% de posibilidades de ser asesinado durante su vida?

La sensación común en muchos países de Latinoamérica es que la gente se siente insegura. Un estudio del Banco Mundial comprueba que no es solo una sensación.

AFP

El 33% de los homicidio del mundo pasan en América Latina, pese a tener solo el 8% de la población del planeta, según Javier Báez, economista del Banco Mundial.

(Le puede interesar: Pobreza y desigualdad siguen siendo problemas inherentes a América Latina?)

El reporte '¿Desarrollo económico Inestable? Choques agregados en América Latina y El Caribe' describe que la región de Centroamérica tiene la tasa mas alta de homicidios por cada 100.000 habitantes, con una cifra promedio de 35 muertes.

“América Latina es la región más violenta del mundo. Un niño nacido en Tegucigalpa o Caracas tiene una posibilidad del 13% de ser asesinado durante su vida”, sostuvo Báez.

El economista destacó que en América Latina y El Caribe la violencia es una de las causantes de la pobreza, junto con el impacto de los desastres naturales y la epidemia de enfermedades. “Se trata de choques que afectan a toda una comunidad, provincia, ciudad, país o continente”, aseguró.

Báez destacó que tres de cada cuatro terremotos con magnitudes superiores a siete en la escala de Richter suceden en América Latina y que una isla del Caribe sufre el impacto de un huracán de categoría cuatro o más cada año.

Durante la presentación del informe, el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familliar, manifestó que un segmento de la población en la región latinoamericana está a un desastre de regresar a la pobreza.

“Este reporte no podría ser más oportuno. Dos huracanes devastaron en menos de dos semanas a los países del Caribe. Barbuda, por primera vez en 300 años, no tiene habitantes, pues fueron movilizados a Antigua por las tormentas”, destacó Familliar.

El directivo aseveró que el informe invita a los países a prepararse mejor para enfrentar el crimen, los desastres naturales y las epidemias, a los que se refirió como causantes del surgimiento de la pobreza en la región.

Familliar destacó que la prevención de los desastres puede evitar situaciones como la que atraviesa Dominica, que se enfrenta a una reconstrucción de su territorio con un costo del 200% de su Producto Interno Bruto, luego del impacto de los huracanes Irma y María.

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump