El otro 11-S: Chile reactiva las protestas en el aniversario del golpe de Pinochet

Noticias destacadas de El Mundo

Las calles del país sudamericano volverán a ser escenario de manifestaciones a favor de un cambio en el país justo en el día en el que se recuerda la caída del gobierno de Salvador Allende en 1973. Esperan con esto reactivar una protesta que se vio pausada por la pandemia.

El 11 de septiembre es desde hace 19 años una fecha en la que se recuerda el terrible atentado de Al Qaeda contra el World Trade Center en Nueva York, Estados Unidos. Pero en América Latina, esta fecha tiene también un significado especial.

Un día como hoy, pero de 1973, el comandante de las Fuerzas Armadas de Chile, Augusto Pinochet, organizó un sangriento golpe de Estado contra el gobierno del presidente Salvador Allende, de corriente socialista.

De acuerdo con las leyes vigentes en Chile hace medio siglo, a Allende le correspondían seis años de Gobierno, pero su mandato ni siquiera pudo completar los tres años despues de que los militares llegaron hasta el Palacio de La Moneda, iniciando un golpe de Estado, que dio paso a 17 años de dictadura de Augusto Pinochet, que se saldó con más de 3.200 muertos y desaparecidos.

Desde entonces el 11 de septiembre se convirtió en una fecha especial para los chilenos. Al caer la dictadura en 1990, anualmente este día es conmemorado por diferentes agrupaciones sociales, a través de marchas, romerías y velatones.

Pero este 11 de septiembre no será como cualquier otro. Cientos de personas y activistas han convocado un regreso a la céntrica plaza Italia de Santiago, con el objetivo de reactivar las protestas sociales en Chile, tras el largo letargo a causa de la pandemia de COVID-19.

Los ojos de los manifestantes están puestos en el próximo 25 de octubre, cuando se celebrará un histórico plebiscito que abre la posibilidad de dejar atrás la actual Carta Magna redactada en la dictadura de Pinochet y considerada por muchos chilenos como el origen de las enormes desigualdades del país.

Sin embargo, debido a la pandemia, hay bastante expectativa por sobre cómo se desarrollarán las manifestaciones. Por un lado, está el hecho de ser el primer 11-S post estallido social, por lo que las demandas sociales seguirán presentes en cada actividad que se desarrolle.

Pero las medidas de prevención del coronavirus, como las cuarentenas, los aforos máximos de reuniones sociales y los peligros de contagio de cara al Plebiscito, harán que la jornada no sea igual a la de años anteriores.

Preocupación por el distanciamiento social

El gobierno de Sebastián Piñera, a través de su ministro Enrique Paris, expresó que “le preocupaba mucho el aspecto sanitario” de las protestas, y que era necesario tomar las medidas preventivas, especialmente el distanciamiento.

“Les pido que lo hagan manteniendo todas las medidas sanitarias para evitar el contagio, lo más importante va a ser la separación, o sea, tienen que ir muy separados, tienen que usar mascarilla, no deben fumar - porque al fumar se sacan la mascarilla - ni hablar por celular sin mascarilla”, señaló.

Las masivas manifestaciones que vivió Chile y la profunda crisis política que evidenció el país a finales de 2019 se pausaron por efectos de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, el camino hacia un referendo para decidir si el país se dotará de una nueva Constitución, una demanda generalizada en las protestas se reanudó a finales de agosto.

El referéndum se planteó como la vía política para poner fin a las movilizaciones y solventar esta crisis social, la más grave que vive Chile desde el retorno a la democracia en 1990 y que se saldó con al menos una treintena de fallecidos, miles de heridos y señalamientos por violaciones a los derechos humanos.

A la cita electoral están llamados 14,6 millones de chilenos. Según una encuesta reciente realizada por la empresa de investigación de opinión pública Ipsos y el centro de estudios Espacio Público, un 87 % de los ciudadanos se muestra decidido a votar a pesar de la pandemia y según otro sondeo, realizado por la firma Cadem, siete de cada diez chilenos se mostraron “totalmente decididos” a acudir a las urnas.

Le recomendamos: Revelan cables secretos de EE. UU. sobre Salvador Allende 

Comparte en redes:

Temas Relacionados

Chile