Santa Sofía: la joya arquitectónica de Turquía que volvería a ser mezquita

La Basílica, considerada la obra cumbre de la arquitectura bizantina, hoy es un museo. Sin embargo, el presidente de ese país, Recep Tayyip Erdogan, ha dicho que planea convertirla, de nuevo, en un templo musulmán.

La Basílica pasó a ser museo, sin uso para cultos, en 1935.Pixabay

“Ayasofia”, nombre en turco de la basílica de Santa Sofía, significa “la maravilla entre las maravillas”. En sus 1.500 años de historia el estandarte de la arquitectura bizantina ha sobrevivido a dos incendios, un terremoto y la caída del imperio otomano. Hoy peligra por otros motivos. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, prometió este domingo modificar el estatus de la antigua basílica de Santa Sofía en Estambul, actualmente un museo, para convertirla en mezquita, respaldando así una exigencia del sector nacional-islamista turco.

"Esto no es algo imposible; es más, nuestra posición es que no la pondremos como museo sino como Mezquita de Santa Sofía", dijo Erdogan. La pregunta, que se conoció tras una emisión conjunta de las cadenas de televisión TGRT y Beyaz TV, era de hecho si su gobierno consideraba volver gratuita la entrada al museo, que hoy cuesta 60 liras (unos 30.000 pesos).

(En contexto: Las claves que consolidaron el poder de Erdogan en Turquía)

La basílica bizantina, construida en el siglo VI y convertida en mezquita tras la conquista otomana de Constantinopla en 1453, pasó a ser museo, sin uso para cultos, en 1935. Desde hace varios años, grupos nacional-islamistas han realizado rezos frente al edificio para exigir su reconversión en mezquita y desde 2013 se utilizan sus minaretes para la llamada a la oración.

Eso tomó forma en 2016, cuando en que Santa Sofía volvió a usarse para celebraciones religiosas tras 60 años. En ese año, durante el Ramadán —tradición del Islam— las oraciones tenían lugar antes del amanecer, para no interrumpir las visitas de los turistas en el día.

(Le puede interesar: Estados Unidos y Turquía, una relación con muchas heridas)

Cuando al año siguiente, se repitió la lectura del Corán allí, el gobierno griego mostró su rechazo. El ministro de Relaciones Exteriores de ese país, que también tiene una relación histórica con Santa Sofía, dijo: "Santa Sofía es Patrimonio Mundial de la UNESCO. El intento de convertir dicho templo en un mezquita es una afrenta contra la comunidad internacional, que debería reaccionar”.

En un proceso similar, la antigua iglesia de Santa Sofía en la ciudad de Trabzon, en la costa del Mar Negro, también declarada museo tras el establecimiento de la República turca, fue convertida parcialmente en mezquita en 2013, aunque un juicio al respecto sigue en curso.

(Lea también: Erdogan: el hombre más poderoso en Turquía)

846701

2019-03-24T16:48:48-05:00

article

2019-03-24T16:59:51-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Actualidad con información de EFE

El Mundo

Santa Sofía: la joya arquitectónica de Turquía que volvería a ser mezquita

78

3751

3829