Se calienta la disputa en el Mediterráneo entre Grecia y Turquía, ¿se avecina una guerra?

Noticias destacadas de El Mundo

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió el jueves que cualquier ataque contra un navío turco enviado para buscar gas natural en una zona en disputa en el Mediterráneo se pagará con un “alto precio”, tras insinuar que ya se produjeron estos incidentes.

Las tensiones entre Turquía y Grecia se han acentuado en los últimos días después de que Ankara enviara el lunes la embarcación de perforación “Oruc Reis” para que explorara una extensa zona cerca de la isla griega de Kastellorizo.

Varios buques de guerra turcos acompañaron al "Oruc Reis" y Grecia respondió con el envío de navíos de guerra para vigilar las actividades turcas.

Durante un discurso ante miembros de su partido, Erdogan pareció sugerir que el “Oruc Reis” había sido atacado y este había respondido. ”Les hemos dicho: ‘No penséis en atacar el Oruc Reis, ya que pagaréis un alto precio si atacáis nuestro Oruc Reis’. Y ellos han tenido su primera respuesta hoy”, aseguró el presidente turco, aunque no dio ningún detalle de lo que sucedió realmente.

El ministerio griego de Defensa negó que se hubiera producido un ataque contra embarcaciones turcas. "No se produjo ningún incidente", dijo a la AFP un alto cargo militar.

Erdogan se entrevistó por teléfono el jueves con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, para intentar rebajar las tensiones.

Ver más: El Espectador le explica: la tensión en el Mediterráneo entre Grecia y Turquía

El descubrimiento en los últimos años de grandes yacimientos de gas en el Mediterráneo oriental alimentó el interés de los países de esa zona por estos recursos y acentuó la rivalidad entre Grecia y Turquía, ambos países de la OTAN, pero con territorios en disputa.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, hará una visita oficial a Viena visita oficial en donde hizo un hueco para entrevistarse con el jefe de la diplomacia griega, Nikos Dendias, con quien tratará sobre la reciente escalada de tensiones entre Atenas y Ankara, según ha anunciado el Ministerio de Exteriores de Grecia.

Estados Unidos ya dejó claro a principios de semana que en este conflicto relativo al reparto de jurisdicciones en las aguas del Mediterráneo Oriental apoya la postura griega y pidió a Turquía que pare las exploraciones de hidrocarburos en la zona y se siente a negociar.

Consultado por la DW el experto en política turca Günter Seufert afirmó: “Seguramente Erdogan continuará con su política de los alfilerazos militares. Así como no reconoce la zona económica exclusiva (ZEE) de Chipre, donde lleva a cabo perforaciones, pronto probablemente buscará gas natural en la ZEE griega. La pregunta de si eso conducirá a una guerra depende de la respuesta de Grecia: si le ofrece negociaciones a Turquía o no. También depende de cómo se posicionen la Unión Europea (UE) y, sobre todo, Estados Unidos. Después de todo, Grecia y Turquía son miembros de la OTAN. De ahí que los grandes países de la OTAN deberían tratar de mediar”.

Francia apoya a Grecia

El Gobierno francés anunció este jueves que el refuerzo de su presencia militar en el Mediterráneo oriental en apoyo sobre todo de Grecia se refleja en el envío de dos aviones Rafale y dos buques.

Este despliegue tiene lugar en respuesta a la solicitud del Gobierno griego a sus socios de la UE ante las tensiones con Turquía por los derechos que se disputan para la exploración de hidrocarburos en el mar.

El comunicado del Ministerio francés de Defensa señaló que, de forma inmediata y a nivel aéreo, ese refuerzo temporal se apoya este jueves en una escala en Suda, en el noroeste de la isla de Creta, de dos Rafale que estuvieron en Chipre del 10 al 12 de agosto para una maniobra.

Comparte en redes: