Se prevé triunfo oficialista en elecciones municipales venezolanas

Este domingo, unas 20 millones de personas escogerán entre 1.500 candidatos a quienes ocuparán 336 cargos. Se espera un aumento de la abstención.

El presidente venezolano Nicolás Maduro durante una manifestación de apoyo a su Gobierno y de rechazo al presidente estadounidense Donald Trump, en Caracas Agencia Anadolu

Venezuela irá a elecciones por tercera y última vez en 2017. Los comicios de este domingo serán para escoger a los alcaldes de los 335 municipios del país, y al gobernador del estado Zulia.

Al opositor Juan Pablo Guanipa le correspondía ocupar este último cargo, tras haber ganado las elecciones regionales en esta importante entidad occidental, el pasado 15 de octubre; pero por negarse a tomar juramento ante la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el también oficialista Consejo Nacional Electoral (CNE) declaró su falta absoluta y llamó nuevamente a elecciones en este estado.

Casi 20 millones de venezolanos podrán escoger a sus representantes locales este domingo. Podrían ser 2 millones más pero, según denunciaron organizaciones locales, desde 2014, el CNE no ha realizado jornadas de registro para que los nuevos votantes se inscriban. Sin embargo, de cualquier forma, las expectativas de participación son bajas.

“Por primera vez las encuestas nacionales no pueden darnos información sólida sobre participación en elecciones locales, pues la abstención esperada es mayor que la reportada”, dijo este miércoles, a través de su cuenta de Twitter, Luis Vicente León, presidente de la empresa de investigación de mercado Datanálisis.

Algunas encuestadoras locales creen que la abstención superará el 50% y que el oficialismo triunfará hasta en 285 alcaldías.

León, sin embargo, destacó que los resultados no tendrán una interpretación convencional: “Los pocos triunfos opositores no significan que la oposición es minoría, pues se refiere en realidad a una fractura inducida y una abstención convocada por la misma oposición”.

A finales de octubre, al conocer la convocatoria para los comicios –que se consideró “ilegítima” y “apresurada”–, tres de los principales partidos que integran la más importante coalición de oposición, la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), anunciaron su decisión de no ser “copartícipes” de lo que consideran puede ser “un nuevo fraude”.

También tomaron la decisión para enfocarse en las elecciones presidenciales de 2018, para las que no han definido aún quién será el candidato que se enfrentará al presidente Nicolás Maduro, quien optará por la reelección.

Algunos integrantes de estos partidos se lanzaron a las municipales por cuenta propia, junto con los de aquellos partidos de oposición que sí decidieron participar. En algunos casos, lograron consensos en torno a una candidatura unitaria de oposición, para evitar el voto disgregado y el riesgo de perder alcaldías frente a los aspirantes –en su mayoría unitarios– del oficialismo. 

En total, según información del CNE, más de 1.500 candidatos se disputan los cargos. Sus campañas culminaron este jueves a la medianoche, ante la indiferencia de unos electores descontentos y agobiados por la crisis económica.

En los últimos cuatro años, la oposición gobernó en 70 alcaldías del país. Sin embargo, 14 de sus alcaldes fueron destituidos, detenidos o perseguidos y llevados al exilio. 

Entre otras irregularidades de este proceso, organizaciones locales han denunciado que, de acuerdo con la ley, en estos comicios también se debía escoger a los concejales y a los gobernantes de las alcaldías metropolitanas de Caracas y de Alto Apure, pero que, “sin explicación alguna”, los dejaron “por fuera”.