Separatistas catalanes presentan columna vertebral de su proceso de independencia de España

La coalición que gobierna Cataluña y los independentistas radicales anunciaron la ley principal que contiene el marco legal para la secesión de España.
Se prevé que el referéndum independentista, al que se opone el Gobierno español y el Tribunal Constitucional, se lleve a cabo el 1 de octubre.

EFE.

Los partidos separatistas de Cataluña, mayoritarios en el Parlamento regional, presentarán este lunes la ley principal que regularía los pasos hacia la independencia de esa región de España.

Junts pel Sí (JxS), coalición que gobierna Cataluña, y los independentistas radicales de la CUP, que apoyan al ejecutivo en el parlamento regional, anunciaron la presentación del proyecto de la llamada "Ley de Transitoriedad Nacional".

Esa norma es la principal de las leyes que regularían el marco legal para la "desconexión" de España en el caso de que ganara el "Sí" en el referéndum independentista previsto para el 1 de octubre, al que se opone el Gobierno español y el Tribunal Constitucional.

>>> LEA: España bloquea nuevo intento de Cataluña para buscar su independencia

Según informaron en un comunicado, los grupos parlamentarios de JxS y la CUP presentarán su proyecto de ley en una rueda de prensa.

Esta ley debe ser aprobada después por el Parlamento, aunque no hay acuerdo entre los partidos que la promueven acerca de la fecha de su aprobación.

Mientras que el PDeCAT, los más moderados de la coalición JxS, se mostraron partidarios de que la ley se apruebe una vez se haya celebrado el referéndum con una eventual victoria del 'Sí', el otro partido de la coalición, ERC (republicanos de izquierda) y la CUP son favorables a que la norma se apruebe en septiembre.

Ley para independencia antes de referéndum

Según explica la coalición de gobierno de Cataluña y los independentistas radicales, la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República pretende dar la cobertura y el marco jurídico del periodo inmediatamente posterior a esa eventual victoria del "Sí" y entraría en vigor entre el 2 de octubre y la celebración de unas elecciones constituyentes, tras las cuales se aprobaría una "Constitución catalana".

JxSí y la CUP buscan dar con esta ley "la seguridad jurídica que queremos que haya en todo momento en este proceso y la transparencia, pues faltan 35 días para votar y con un periodo suficientemente largo de tiempo el ciudadano conocerá cuáles son las consecuencias de su voto, sea 'sí' o 'no'", afirmó el presidente del grupo parlamentario de JxSí, Lluís Corominas.

Según la redacción del proyecto, la ley dispone su propia suspensión, de manera que no entraría en vigor a no ser que gane el "Sí" a la independencia en el referéndum previsto para el 1 de octubre.

Corominas recalcó que esta ley de "ruptura" otorga un carácter "vinculante" al eventual referéndum soberanista, al tiempo que proporciona un "marco jurídico claro" y establece los pasos a seguir en el supuesto de una victoria de la independencia.