Si destituyen a Kuczynski, este hombre podría ser el nuevo presidente de Perú

Se llama Luis Galarreta y es el presidente del Congreso peruano. Si Pedro Pablo Kuczynski es destituído y sus dos vicepresidentes renuncian, como anticiparon, él asumiría las riendas del país.

El presidente del Congreso, Luis Galarreta, fujimorista. AFP

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, asistido por su abogado Alejandro Borea, se defiende ante el Congreso de una destitución por "incapacidad moral permanente". Esto por mentir sobre los contactos de dos empesas suyas con la constructora brasileña Odebrecht, proagonista del mayor escándalo de corrupción en América Latina.

Durante su defensa ante el pedido de destitución, el jefe de Estado afirmó que "hay quienes pretenden convencerlos de una mentira que no existe", pero que "la estrategia es obvia, no se quiere discutir porque la afirmación es débil, no está corroborada, contrastada, ni probada", en referencia a los presuntos pagos recibidos de la empresa brasileña Odebrecht.

(Le puede interesar: El error que le puede costar el cargo a PPK)

De ser aprobado el pedido de destitución, que requiere del voto favorable de 87 de los 130 congresistas, la jefatura del Estado deberá ser asumida por el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, o, si este declina, por Mercedes Aráoz, la segunda vicepresidente.

Si los dos vicepresidente renuncian, el titular del Congreso, que en este momento es el fujimorista Luis Galarreta, tendría que asumir la Presidencia y convocar de inmediato a nuevas elecciones generales, que se deben celebrar en el plazo máximo de un año.

¿Quién es Galarreta?

Luis Galarreta fue elegido presidente del Congreso en 2017, gracias al apoyo de la bancada de Keiko Fujimori, Fuerza Popular. Sin embargo, años atrás este hombre señaló a Fujimori de ser una "mafiosa corrupta". 

En una entrevista en 2013, Galarreta contó por qué tuvieron que amputarle las manos. Nació en 1971 con una malformación en sus dos extremidades superiores, debido a que su madre consumió un medicamento que afectó su formación durante el embarazo. A los tres meses, los médicos decidieron amputarle las manos y desde los seis años comenzó a usar prótesis.

Su mamá lo llevó a un centro de rehabilitación en Callao donde aprendió a escribir, comer y vestirse. Estudió en el colegio y luego se graduó en Derecho. Se especializó en Financias gracias a una beca. Comenzó en política en 2003, cuando fue elegido regidor de la Municipalidad Metropolitana de Lima por el partido Alianza Unidad Nacional. 

(Le puede interesar: Todo listo para decirle adiós a Kuczynski)

Entonces estaba en contra de Fujimori. En agosto de 2010, según reporta el periódico La República, Galarreta, militante del Partido Popular Cristiano (PPC) dijo que Keijo Fujimori representaba el regreso de la mafia.

Pero como en política todo vale, años después empezó a militar en Fuerza Popular, el partido de quien llamara "mafiosa". Hoy es defensor de Keiko Fujimori, quien lo designó vocero oficial de su partido en 2016. 

Fue elegido senador en 2016, gracias al apoyo de Fuerza Popular. Según la prensa peruana, Keiko le prometió la presidencia del Congreso si ella resultaba elegida presidenta. No sucedió, pero Galarreta fue elegido presidente del Congreso en 2017 y estuvo muy cerca de convertirse en presidente de la República.