Temer: hospitalizado, mientras el Congreso define su futuro

El presidente de Brasil carga sobre sus hombros un escándalo de corrupción que no lo deja gobernar en paz desde hace varios meses.

AFPLa oposición brasileña protestó a las afueras del Congreso.

La oposición brasileña, que hoy boicoteó en principio una votación en la Cámara baja sobre las acusaciones de corrupción contra el presidente Michel Temer, finalmente cedió y dio el quórum necesario para que los diputados decidan sobre el asunto. El diario O'Globo reveló a mediados de este año que Temer estaría involucrado con el escándalo de corrupción más grande del continente, que empezó con el descubrimiento de la red Lava Jatto y terminó con Odebrecht. Al parecer, Temer habría intentado sobornar a un testigo para salir libre de culpas. 

(Le puede interesar: Michel Temer, el ingenuo)

El pleno de la Cámara de Diputados deberá definir si autoriza a la Corte Suprema a instaurar un juicio penal contra Temer, acusado por la Fiscalía de obstrucción a la justicia y asociación ilícita y quien, si se llega a ese extremo, sería suspendido del cargo durante seis meses y destituido si fuera declarado culpable. Ya se ha salvado en dos oportunidades en votaciones similares.

Antes del inicio de la votación, el Gobierno informó de que Temer hoy sufrió un "malestar" y fue ingresado en el Hospital del Ejército de Brasilia, donde se informó que sufre una "obstrucción urológica", por lo que será sometido a exámenes y al "debido tratamiento".

El proceso empezó en la Cámara baja con unas seis horas de atraso, después de que la oposición boicoteó una primera sesión e impidió así que se alcanzara el quórum de 342 diputados -que representan dos tercios del total de 513- necesario para comenzar la votación.

Ese número equivale a los votos necesarios para que la denuncia de la Fiscalía contra Temer sea aceptada, lo cual parece improbable, debido al carácter mayoritario que tiene la base oficialista, que ya ha anunciado que se pronunciará por rechazar los cargos.

El proceso de votación puede demorar varias horas, ya que primero deberán pronunciarse dos diputados a favor de archivar la denuncia y otros dos que se inclinen por aceptar las acusaciones y dar lugar a un eventual proceso penal contra Temer.

Luego, cada uno de los diputados será llamado nominalmente a un micrófono para expresar verbalmente su voto, para que finalmente sea proclamado el resultado.

Al momento de anunciarse el inicio del proceso de votación, en el hemiciclo de la Cámara de Diputados estaban presentes 346 diputados, pero todos los partidos, tanto del oficialismo como de la oposición, han garantizado la presencia del total de 513 parlamentarios.

Temer es el primer presidente en pleno ejercicio de su mandato que es objeto de una acusación de tipo penal y pasa por este trance por segunda vez en los últimos meses.

En agosto pasado, la mayoritaria base oficialista rechazó una denuncia contra el mandatario presentada también por la Fiscalía, con un resultado de 263 votos a favor frente a los 227 que pidieron que Temer respondiera ante los tribunales

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas