No fue aprobado por el Parlamento

Tres lecciones que deja el nuevo fracaso de Theresa May y su plan del "Brexit"

El día en el que debía consumarse la salida de Londres de la Unión Europea, el Parlamento británico le propinó una nueva derrota a la primera ministra del Reino Unido y a su propuesta de salida. El futuro del "brexit", por ahora, continúa igual de incierto que hace dos años.

La primera ministra británica, Theresa May, pronuncia un discurso en el Parlamento. / EFE

El viernes 29 de marzo de 2019 hubiera sido el día que los británicos debían salir por completo de la Unión Europea; en vez de eso, fue el día en que se le propinó una nueva derrota a la primera ministra, Theresa May, y, con ello, a toda la clase política. Por tercera vez, el acuerdo negociado con la Unión Europea fue rechazado por la Cámara de los Comunes y con ello el Legislativo envió un mensaje difícil de traducir a la opinión pública.

En primer lugar, el Parlamento británico confirmó que Theresa May perdió el liderazgo del partido conservador desde finales del año pasado, cuando presentó los resultados de la negociación y fue rechazado tanto por sus colegas como por la oposición. Presentó tres veces un acuerdo que definía los términos de la salida británica y fue rechazado con márgenes amplios. Nadie quedó satisfecho con la cláusula del Backstop, que evitaba la imposición de frontera física entre la República de Irlanda (país miembro de la UE) e Irlanda de Norte (país perteneciente al Reino Unido), o con el período de transición de 21 meses, que obligaba a los británicos a permanecer dentro del espacio económico europeo sin posibilidades de votar en las reuniones del Consejo que definen las líneas de acción del bloque de integración.

Puede leer: Dos años de brexit en Bruselas: 29 de marzo, el "día D" que nunca 

En segundo lugar, May nunca logró mantener un sólido bloque conservador que la apoyara. Se enfrentó a los más radicales, como Boris Johnson y Jacob Rees Moog, quienes eran defensores de una salida de la UE sin acuerdo y, solo al final, después de meses de humillarla en público, criticarla vehementemente por “aquello que negoció” y asegurar que May no tendría futuro, apoyaron a regañadientes el Plan May. Al final no fue suficiente. Tampoco pudo mantener bajo su liderazgo a aquellos miembros de su partido que eran partidarios de su plan, pues ellos percibían que para no verse debilitada hacía concesiones burocráticas y políticas a los partidarios del brexit duro o sin acuerdo. En otras palabras, May traicionó a los radicales porque no hay brexit aún (hoy era el día de salida) y a los más pragmáticos que estaban convencidos de que lo mejor era dejar el proceso de integración con un acuerdo firmado; hoy también esa posibilidad se extinguió.

En tercer lugar, pierde May y con ella toda la clase política británica. Ningún partido o movimiento asumió el costo de sus acciones. Los conservadores, en el poder y con estrechas mayorías, no fueron capaces de hacer pasar como ley el acuerdo firmado por su primera ministra, eso abrirá la puerta para unas elecciones generales que seguramente perderán. Los laboristas, liberales e independientes tampoco pudieron negociar una alternativa política que fuera aprobada por el Parlamento, lo cual los condenó a ser una oposición que no ofreció nada distinto a lo que estaba en juego y con ello a ser duramente criticados por la opinión pública, porque ni gobiernan ni dejan gobernar.

Le recomendamos: Brexit: ¿en punto muerto y sin alternativas?

El futuro del Reino Unido y, de paso, de la Unión Europea seguirá ensombrecido por la terquedad británica para salirse, pero sin ofrecer una alternativa ordenada, coherente y clara de cómo llevar a cabo el proceso. El 10 de abril se reunirán nuevamente los líderes europeos con la ministra May para presionarla y encontrar una salida decente al impase británico del brexit. La incertidumbre no ha desaparecido.

*Coordinador de Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

 

847544

2019-03-29T21:00:00-05:00

article

2019-03-29T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Rafael Piñeros*

El Mundo

Tres lecciones que deja el nuevo fracaso de Theresa May y su plan del "Brexit"

78

5040

5118