Tres muertos y seis heridos en descarrilamiento de tren en Escocia

Noticias destacadas de El Mundo

El tren, compuesto por cuatro vagones, partió temprano en la mañana de Aberdeen con dirección a Glasgow. El accidente ocurrió cerca de Stonehaven, a unos 25 km al sur de la ciudad de donde salió. Entre los muertos se encuentra el maquinista del tren.

Tres personas murieron, entre ellas el maquinista, y otras seis resultaron heridas este miércoles en el descarrilamiento de un tren en el noreste de Escocia golpeado por fuertes lluvias, confirmó la policía de transportes británica. ”Pese a los esfuerzos del personal sanitario, tres personas fueron declaradas muertas en el lugar”, informó la policía de transportes. Otras seis personas fueron “trasladadas al hospital para curar sus heridas que, felizmente, no revisten gravedad”.

“Es un incidente extremadamente grave”, había dicho con anterioridad la primera ministra, Nicola Sturgeon, en Twitter. “Esto ocurrió en un lugar de muy difícil acceso para los servicios de rescate”, agregó la dirigente independentista.

Según imágenes de la BBC, durante toda la mañana se desprendieron columnas de humo del lugar del accidente, en una zona montañosa, donde llegaron varios vehículos de rescate y un helicóptero.

A primera hora de la tarde, un fotógrafo de la AFP vio numerosos vehículos de rescate y un helicóptero estacionados en un campo cercano. El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que le entristecía enterarse del “gravísimo incidente en la (región de) Aberdeenshire”, y envió mensajes de solidaridad a las víctimas.

Johnson también pidió a la policía de transporte que “descubra exactamente lo que sucedió” para garantizar “que nada parecido vuelva a producirse en el futuro”, durante una entrevista el miércoles por la noche en Sky News. La policía de transporte británica señaló que los oficiales permanecen en el lugar con los paramédicos y bomberos.

Fuertes lluvias

Oficialmente no se ha mencionado ninguna pista sobre la causa del accidente, pero fuentes citadas por los medios de comunicación británicos mencionan una posible relación con las condiciones meteorológicas en la región. Y es que fuertes lluvias cayeron en la noche de martes a miércoles en Escocia, que provocaron inundaciones en la zona y retrasos en el tráfico ferroviario.

Johnson consideró que estas intensas lluvias, que "representan el equivalente de un mes de lluvia en muy poco tiempo", "sin duda agravaron la situación".

Un deslizamiento de tierra se produjo también en Carmont, cerca de la zona del accidente. ”Nuestros equipos han trabajado toda la noche para tratar de mantener la red abierta, pese a las lluvias torrenciales y rayos. Sin embargo, hay perturbaciones en varias rutas”, según la Network Rail Ecosse, que administra la red ferroviaria escocesa.

El diputado Andrew Bowie, que se encontraba en la ciudad de Stonehaven el miércoles, dijo en Twitter haber visto "casas y comercios afectados" por las inclemencias del tiempo.

La ciudad de Aberdeen ya fue golpeada la semana pasada por un pico de nuevos casos de coronavirus, lo que provocó un endurecimiento de las medidas de confinamiento vigentes con el cierre de pubs y restaurantes y limitaciones en los desplazamientos. La primera ministra anunció este miércoles que las medidas se mantendrán.

“Sé que los habitantes de Aberdeen, que enfrentan condiciones meteorológicas extremas y a la covid, se sentirán decepcionados por esta decisión”, declaró Sturgeon. ”Pero quiero darles las gracias por haber cumplido tan bien las normas que establecimos la semana pasada”, agregó.

Comparte en redes: