Trump ataca a Vanity Fair por disculparse por una broma sobre Hillary Clinton

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió hoy contra la revista Vanity Fair por haberse disculpado por la emisión de un vídeo en el que, con tono de humor, se invitaba a Hillary Clinton a dejar a un lado la política y buscar nuevas aficiones como, por ejemplo, hacer ganchillo.

Trump ha criticado que los medios de comunicación no emitan notas de disculpa en caso de publicar informaciones que él considera erróneas y, cuando así lo han hecho, el presidente ha aprovechado para regodearse por los fallos de la prensa.AFP

"Vanity Fair, que parece estar en las últimas, agacha la cabeza y se disculpa por el pequeño golpe que le dieron a la Deshonesta H (Hillary Clinton)", escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter.

 

El "pequeño golpe" al que hace referencia Trump es un vídeo divulgado el pasado 23 de diciembre por la emblemática cabecera en el que seis redactores de la revista sugieren a Clinton distintos propósitos de Año Nuevo que le sirvan para quitarse de la cabeza la idea de volver a postularse como candidata presidencial en 2020.

Estas sugerencias no dejan de ser un compendio de chascarrillos con los que, de alguna manera, los periodistas invitan a la demócrata a superar su derrota en los comicios presidenciales de 2016, que ganó Trump, y dejar a un lado su carrera política.

Que escriba una secuela a su libro "Lo que ocurrió" titulada "¿Qué demonios ocurrió?", o que desactive la opción de autorrellenar en su teléfono móvil para que al escribir la letra "F" no aparezca automáticamente la opción "Formar un comité para (las elecciones de) 2020", son algunas de las sugerencias de los redactores.

Sin embargo, una de las propuestas no ha hecho gracia a cierto sector de la población estadounidense que considera machista que se proponga a una mujer con la trayectoria profesional de Clinton que se dedique a una labor tradicionalmente considerada del hogar.

"Búscate una nueva afición este próximo año: trabajo voluntario, hacer ganchillo, comedia improvisada. Literalmente, cualquier cosa que te aparte de volver a presentarte (a la Presidencia) otra vez", dice una de las periodistas que participan en la grabación.

Este comentario desató una oleada de críticas, a la que se sumaron personalidades como la popular actriz Patricia Arquette, que llevaron a la revista a emitir una nota de disculpa este miércoles en la que señalaba que la grabación pretendía tener un tono humorístico, pero que se "sobrepasaron los límites".

Esta disculpa parece haber molestado al presidente Trump, quien desde los tiempos de su campaña electoral vive en un constante enfrentamiento con la gran mayoría de los medios de comunicación estadounidenses, a los que acusa de difundir "noticias falsas".

Trump ha criticado que los medios de comunicación no emitan notas de disculpa en caso de publicar informaciones que él considera erróneas y, cuando así lo han hecho, el presidente ha aprovechado para regodearse por los fallos de la prensa.

En su mensaje de hoy contra la cabecera de moda, ataca también a la revista por considerar que la disculpa se debe, además, a la relación que existe entre Clinton y Anna Wintour, directora artística de la editorial Condé Nast, que publica Vanity Fair.

"Anna Wintour, quien estaba lista para convertirse en embajadora en la Corte de San Jaime y que fue una importante donante de la Deshonesta Hillary, está abrumada por la pena y mendigando perdón", añadió Trump en su mensaje.

Así, el mandatario se hacía eco de los rumores que dicen que Wintour habría sido designada embajadora de EE.UU. en el Reino Unido en caso de que Hillary Clinton hubiera ganado la Casa Blanca.