Trump eliminará plan migratorio de Obama y dará seis meses para buscar solución

El DACA, como es conocida la iniciativa que impide la deportación de 800.000 jóvenes indocumentados, fue promulgado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama.

El programa fue creado por un decreto del expresidente Obama, con el objetivo de sacar de la clandestinidad a los migrantes que llegaron antes de los 16 años a Estados Unidos. Los beneficiarios reciben una garantía de que no serán expulsados del país y pueden trabajar legalmente. /Agencia EFE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, va a poner fin al plan migratorio conocido como DACA, que ha protegido de la deportación a 800.000 jóvenes indocumentados, pero su decisión se ejecutará en un plazo de seis meses para dar tiempo al Congreso a buscar una solución, adelantó el diario Politico.

El diario, que cita a dos fuentes anónimas conocedoras de la decisión de Trump, asegura que altos asesores de la Casa Blanca se reunieron para preparar los detalles del anuncio sobre el futuro de DACA, que está previsto para este martes.

Además, Politico indica que Trump ya ha informado de su decisión al presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano Paul Ryan.

Ryan, otros republicanos, numerosos demócratas y líderes empresariales han presionado a Trump para que mantenga DACA, un programa que promulgó en 2012 el entonces presidente Barack Obama y gracias al que 800.000 jóvenes indocumentados han podido frenar su expulsión, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.

Trump puede acabar con DACA mediante una orden ejecutiva, el mismo mecanismo que Obama uso para promulgar el plan en 2012 con carácter temporal, pues el Congreso es el único que tiene capacidad para aprobar leyes y cambiar el sistema migratorio de EE.UU.

Durante la campaña electoral, Trump prometió que acabaría con DACA, aunque posteriormente, ya desde la Casa Blanca, reconoció que ese era "uno de los temas más difíciles" a los que tenía que hacer frente durante su presidencia y aseguró que lo encararía "con corazón", sin dar más detalles.

Sobre si los "dreamers" (soñadores), como se conoce a los jóvenes protegidos por DACA, deben estar preocupados, Trump comentó la semana pasada: "Amamos a los dreamers. Amamos a todo el mundo. Creemos que los dreamers son fantásticos".

En la misma línea, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló que el presidente estaba trabajando "en la mejor decisión posible" sobre DACA. 

Temas relacionados