Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 3 horas

Trump instaló un simulador de golf de $50.000 dólares en la Casa Blanca

El presidente estadounidense, Donald Trump, compró un lujoso sistema de simulación de campos de golf para la Casa Blanca. A pesar de las críticas en su contra, la sede presidencial tiene un gran historial de cambios para satisfacer a los mandatarios.

El presidente estadounidense Donald Trump es un gran aficionado al golf y ha viajado varias veces a sus clubes para practicar el deporte durante su presidencia.Flickr

Una fuente anónima reveló que el presidente estadounidense, Donald Trump, compró un lujoso simulador de golf para instalarlo en la Casa Blanca y reemplazar una versión más antigua y menos sofisticada que se instaló durante la presidencia de Barack Obama (2009-2016). Se estima que todo el juego costó alrededor de US $50.000 y se ubicó en la habitación personal del mandatario, quien ha recibido grandes críticas por gastar gran parte de su tiempo como presidente en los campos de golf.

“Estaré trabajando para ustedes, así que no tendré tiempo de jugar al golf”, dijo Trump en un evento de su campaña electoral a la presidencia en 2016. El magnate neoyorquino acusó al expresidente Obama de pasar gran parte del tiempo de su administración en campos de golf durante sus discursos electorales. “Obama debe salir del campo de golf”, afirmó en otra de sus intervenciones.

Pero pese a sus promesas electorales, Trump ha jugado al golf en 139 ocasiones desde que llegó a la Casa Blanca, según The Washington Post. Gran parte de los juegos los ha celebrado en clubes de su propiedad. Sin embargo, el diario estadounidense afirma que no hay forma de tener un conteo exacto porque por lo general no reconoce a ver jugado. Le puede interesar: Trump y la forma cínica de hacer política

El portal Trumpgolfcount.com, que mide las visitas diarias del presidente a clubes de golf desde que fue investido, dice que el mandatario ha jugado 156 veces, 72 de ellas con pruebas de su juego. Pero ¿Por qué importa tanto que Trump juegue golf? Las visitas de Trump a sus clubes de golf les han costado a los contribuyentes varios millones de dólares por los gastos de viaje y del cuerpo de seguridad que requiere el mandatario. Así que, si bien el gasto del simulador puede sonar escandaloso, en realidad Trump podría estar reduciendo el gasto de los contribuyentes.

Trump no es el primer presidente en acomodar una sección de la Casa Blanca para sus aficiones personales. El expresidente Dwight Eisenhower puso un campo para jugar golf que otros presidentes, como Obama, utilizaron en esa y otras prácticas deportivas. Obama también mandó instalar su propia cancha de básquetbol, mientras que a comienzos de la década de 1970 Richard Nixon instaló una bolera.

El sistema comprado por Trump, con dinero de su bolsillo, incluye una alfombra que simula el césped y cuenta con una pantalla flexible sobre la que se proyecta el campo virtual. Trackman, compañía distribuidora del simulador, hizo una breve descripción de su producto en el siguiente video. Una ronda de juego podría durar entre una y tres horas dependiendo si se juega solo o con amigos. Le recomendamos: ¿Cómo pasa las vacaciones Donald Trump?

Aunque Trump no ha usado su nuevo simulador del golf, su manejo del tiempo continúa siendo criticado. La agencia de noticias Axios realizó un estudio de la agenda del presidente por tres meses y encontró que el 60 por ciento del día a día lo gastaba en lo que el mandatario define como “tiempo ejecutivo”, un espacio flexible en el que se incluyen actividades como leer periódicos, ver televisivos o hablar por teléfono. Además, se encontró que el mandatario no dejaba su residencia hasta después de las once de la mañana. La Oficina de Prensa de la Casa Blanca se defiende de las acusaciones que dicen que “Trump trabaja poco”, y asegura que “el mandatario tiene una idea distinta de horario a la de sus predecesores” y que “los resultados de la administración hablan solos”.

Loading...

Loading...