EE le explica: La liberación de los 13 rehenes de un extraño secuestro en Ucrania

Noticias destacadas de El Mundo

Después de horas de terror, las autoridades ucranianas lograron liberar tras a 13 personas que habían sido retenidas hoy a bordo de un autobús en el centro de ciudad de Lutsk, en el noroeste de Ucrania, por un hombre armado, cuyas particulares exigencias llamaron la atención del mundo.

Los agentes del orden ucraniano lograron liberar tras más de doce horas de espera y conversaciones a las 13 personas que habían sido secuestradas hoy a bordo de un autobús en el centro de ciudad de Lutsk, en el noroeste de Ucrania, por un hombre armado.

“¡Todos los rehenes están libres!”, se felicitó el viceministro de Interior, Anton Guerashtchenko. El secuestrador se rindió a las fuerzas del orden, precisó a la AFP una fuente policial.

La liberación, según informó a la prensa el ministro del Interior, Arsén Avákov, citado por la agencia UNIAN, transcurrió sin mayores incidentes y el secuestrador se entregó después de que un blindado se acercase al autobús.

El Espectador le explica los hechos que rodearon este rescate:

¿Qué pasó?

Un hombre armado y cargado con explosivos secuestró hoy un autobús con unas veinte personas a bordo en la ciudad de Lutsk, en el noroeste de Ucrania, informó la Policía local.

Las imágenes difundidas por los medios locales mostraban al vehículo detenido con dos cristales rotos y las cortinillas cerradas.

El hombre, identificado como Maxim Krivosh, poco antes de comenzar el secuestro, Krivosh publicó sus exigencias en sus redes sociales.

Exigencias particulares

Calificado por las autoridades como “un hombre desequilibrado, que imaginó su propio mundo y decidió vengarse de él”, Krivosh demandó una serie de exigencias que llamaron la atención de los negociadores y de los gobernantes de Ucrania.

En particular, demandó que una serie de políticos del país publicasen un vídeo en el que reconociesen que son “terroristas legales” y pidiesen a los ucranianos ver el documental “Terrícolas” sobre la explotación de los animales.

El único que cedió ante esta demanda fue el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, que publicó un vídeo llamando a ver el filme.

¿Cómo transcurrieron las negociaciones?

Fue una jornada larga. Después de conocerse la noticia del secuestro en horas de la mañana, las fuerzas del orden acordonaron la plaza donde se encontraba el autobús y comenzaron los intentos de contactar y conversar con el secuestrador.

Pero durante las conversaciones, la situación se mantuvo tensa, el secuestrador lanzó varias granadas y posteriormente disparó varias veces contra un dron del SBU, según informó el viceministro del Interior, Antón Gueráschenko, al canal de televisión Ukraina24.

Aunque en un principio Krivosh no permitía entregar ningún alimento a los rehenes, luego dejó que un agente del orden llevase comida y bebida hasta el autobús, informó el canal de televisión Priamiy.

Krivosh utilizó los teléfonos móviles de los rehenes para llamar a los familiares y exigirles que convocasen a muchos periodistas al lugar del secuestro.

Liberación de rehenes y captura

Después de horas de negociación, la liberación, según informó a la prensa el ministro del Interior, Arsén Avákov, citado por la agencia UNIAN, transcurrió sin mayores incidentes y el secuestrador se entregó después de que un vehículo blindado se acercase al autobús.

El atacante liberó primero a una mujer mayor, un adolescente y una joven, tras una conversación telefónica con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, según el portavoz de la presidencia ucraniana, Yulia Mendel.

Los diez rehenes restantes fueron luego liberados luego de una operación de las fuerzas especiales y de policía, según los servicios de seguridad ucranianos (SBU).

Ucrania, una exrepública soviética, se enfrenta a la proliferación de armas ilegales, un problema exacerbado desde que en 2014 empezó una guerra contra los separatistas prorrusos en el este de su territorio 

Comparte en redes: