“Un gesto provocador”: Rusia responde a la expulsión de sus diplomáticos en EE.UU. y Europa

Se trata de una acción coordinada en respuesta al envenenamiento de un exespía ruso en Reino Unido.

AFP

El Gobierno ruso calificó como un "gesto provocador" la expulsión de sus diplomáticos de una veintena de países. En la Unión Europea, la decisión de sacar a la representación diplomática de catorce países fue comunicada por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk aunque se venía cocinando desde el jueves, cuando  vairos países europeos manifestaron su apoyo al Reino Unido y señalaron que era "altamente probable" que Rusia sea responsable del ataque químico que ocurrió en suelo británico contra un exespía ruso y su hija en. En ese entonces Tusk, manifestó que "no hay otra explicación plausible" que no involucre al gobierno de Vladimir Putin y prometió medidas.

"Expresamos nuestra enérgica protesta por la decisión adoptada", señaló el ministerio de Exteriores ruso en un comunicado en el que advirtió de que Moscú "reaccionará". 

(Lea también: Vacunas contra el ántrax y presión desde Francia: siguen las reacciones al ataque de Salisbury)

El presidente de la UE no reveló los países concretos que han decidido expulsar a diplomáticos rusos, pero en las últimas horas algunos Estados miembros, como Francia, Alemania y Ucrania, han anunciado ya esas medidas.

"Hoy catorce Estados miembros han decidido expulsar a diplomáticos rusos como consecuencia directa de las discusiones del Consejo la pasada semana sobre el ataque de Salisbury. No se excluyen medidas adicionales, incluidas más expulsiones, en los próximos días o semanas", dijo Tusk en Twitter.

 

Por su parte, Estados Unidos anunció este lunes la expulsión de 60 diplomáticos rusos acusados de espionaje y el cierre del Consulado de Rusia en Seattle (noroeste), como parte de un gesto coordinado con Europa.

En una nota oficial, la Casa Blanca informó que la acción fue adoptada "en conjunto con nuestros aliados de la OTAN". Este mismo lunes, 14 países de la Unión Europea también expulsaron funcionarios rusos.

El presidente Donald Trump "ordenó la expulsión de docenas de oficiales rusos de inteligencia de Estados Unidos y el cierre del consulado de Rusia en Seattle, a raíz de su proximidad con una de nuestras bases de submarinos y la sede de Boeing", apuntó la nota.

(Le puede interesar: Rusia 2018: Alemania anuncia que no saboteará el mundial)

A raíz de la decisión, 48 "agentes de inteligencia bien conocidos" en Seattle y otros 12 diplomáticos acreditados ante la ONU tendrán ahora un período de siete días para abandonar el territorio estadounidense.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo a la prensa que aún quedarán unos 40 "oficiales de inteligencia" de Rusia en el país, pero que la capacidad de Moscú de conseguir información quedará "significativamente" afectada.

En la nota oficial, la Casa Blanca aseguró que Washington está dispuesto a cooperar con Moscú para construir mejores relaciones, pero señaló que ello sólo será posible "con un cambio de actitud del gobierno de Rusia".

Washington tardó varios días para adoptar una posición con relación a ese incidente pero finalmente se alineó firmemente con Londres en la condena a Rusia por el ataque.