¿Un mercado de refugiados e inmigrantes en Libia? La ONU asegura que sí

Según el organismo, una alta cifra de refugiados que ingresan al país desaparece, posiblemente en el mercado negro de personas. Por este motivo, consideró que es necesario realizar una investigación independiente.

Archivo El Espectador

Migrantes y refugiados interceptados en el Mediterráneo "están siendo vendidos" para trabajos forzados o para entregarlos a contrabandistas que prometen el cruce hasta Europa, denunció hoy la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En lo que va del año, más de 2.300 inmigrantes han sido interceptados frente a las costas libias y enviados a centros de detención.

(Le puede interesar: ¿Qué está pasando en Libia? Tres claves para entender el caos que vive ese país)

Sólo desde el pasado 30 de abril la Guardia Costera ha reportado haber llevado a "cientos" de personas concretamente a las instalaciones de Al-Khoms, bajo la supervisión formal del Departamento de Combate de las Migraciones Ilegales (DCIM).

De forma más precisa aún, las informaciones de que dispone la ONU indican que sólo en una jornada, la del 23 de mayo, 230 migrantes ingresaron a Al-Khoms, pero "actualmente allí sólo hay 30 migrantes", denunció en Ginebra el portavoz de la Oficina de Derechos Humanos, Rupert Colville.

Esas desapariciones estarían relacionadas con la venta de los migrantes a mafias que operan en la zona, que también se dedican a la explotación sexual en el caso de las migrantes mujeres, sostuvo. Y es que en numerosas ocasiones se han conocido en el pasado denuncias por parte de migrantes que aseguran haber sido esclavizados y torturados por ciudadanos libios.

(Ver más: Libia tiene tres gobiernos y todos están dispuestos a matarse por controlar Trípoli)

"Instamos al Gobierno del Acuerdo Nacional a realizar una investigación independiente de inmediato para localizar a las personas desaparecidas", reclamó Colville, quien dijo que tanto la guardia Costera, como el DCIM, son responsables de todas las personas detenidas en Al-Khoms.

La ONU reiteró también su denuncia por los "horrendos abusos" que de manera general se perpetran en los centros de detención en Libia y llamó la atención en particular sobre la situación en Zintan, donde sostiene que en los últimos meses 22 migrantes han muerto de tuberculosis y otras enfermedades en el recinto donde se les había confinado.

864746

2019-06-07T11:32:57-05:00

article

2019-06-07T11:32:57-05:00

alagos_86

none

EFE

El Mundo

¿Un mercado de refugiados e inmigrantes en Libia? La ONU asegura que sí

73

2588

2661